martes, 21 de septiembre de 2021

Se presenta nuevo derrumbe la madrugada de este martes

 La carretera se encuentra cerrada en ambos sentidos hasta nuevo aviso

Esther martes 21 de septiembre, debido a las intensas lluvias, se registró el derrumbe de una parte del talud carretero en la carretera Villa de Álvarez - Minatitlán. Este nuevo derrumbe no registró pérdidas de vidas humanas o daños materiales, tampoco se han denunciado personas desaparecidas en la zona informó la unidad Estatal de protección Civil, sin embargo, si mantendrá cerrada la circulación vehicular en ambos sentidos hasta nuevo aviso.


Este es el segundo evento de derrumbe carretero en esa vía de comunicación en los últimos 5 días, ya que el pasado 17 de septiembre, en el kilómetro 54 de la misma vía, se registró un derrumbe que ocasionó la pérdida de dos vidas humanas y el cierre de la carretera por varias horas.

La Unidad Estatal de Protección Civil reitera el llamado a las personas para que no se acerquen a la zona por el riesgo que representa


jueves, 16 de septiembre de 2021

Este domingo inicia campaña de vacunación antirrábica para perros y gatos en Colima

 *Es parte del La Jornada Nacional de Vacunación Antirrábica

*Será del 19 al 25 de septiembre

A partir de este domingo la Secretaría de Salud desplegará 135 brigadas en el Estado para vacunar a perros y gatos, como parte de la Jornada Nacional de Vacunación Antirrábica que se realiza del 19 al 25 de septiembre.

La dependencia informó que en este período se instalarán ocho puestos fijos en centros de salud de Colima y Villa de Álvarez, y contará con la participación de 95 veterinarias en ocho municipios de la entidad.

De acuerdo con el programa de zoonosis de la dependencia, las actividades de esta jornada comenzaron el pasado 11 de septiembre en Manzanillo, con 44 brigadas de vacunación que cubren las delegaciones, comunidades y la zona centro de la ciudad, así como cinco en localidades y el centro de la cabecera municipal de Minatitlán.

A partir del 19 de septiembre 42 brigadas recorrerán las colonias y el centro de Colima, 38 estarán en colonias de Villa de Álvarez y otras 11 en colonias de Tecomán.

Se dio a conocer que en esta jornada se instalarán cinco puestos fijos de vacunación en centros de salud de Colima y el Centro de Control Canino capitalino, así como tres más en los centros de salud de Villa de Álvarez.

Esta vacunación se aplicará también en 28 veterinarias de Colima, 30 de Villa de Álvarez, 18 de Tecomán, 7 de Armería, 6 de Cuauhtémoc, 3 de Comala, 2 de Ixtlahuacán y una de Coquimatlán.


lunes, 6 de septiembre de 2021

Sigue UdeC apoyando estrategia nacional de vacunación anti COVID-19 #UdeC

 





Este domingo, la Universidad de Colima continuó apoyando la estrategia nacional de vacunación anti COVID-19, al prestar las instalaciones del Campus San Pedrito, en la delegación Manzanillo, y facilitar la participación de estudiantes de enfermería. Esta vez se aplicó la segunda dosis de la vacuna Sinovac a personas mayores de 18 años.



Verifican instalaciones universitarias para preparar regreso presencial #UdeC






 

*Personal universitario revisó aspectos de seguridad e higiene en planteles de las delegaciones Villa de Álvarez, Coquimatlán, Tecomán y Manzanillo.


Con el objetivo de garantizar un óptimo regreso presencial a las aulas y laboratorios, este fin de semana personal de Protección Civil y Seguridad Universitaria visitó instalaciones de las delegaciones Tecomán y Manzanillo de la Universidad de Colima


En Tecomán, el delegado Carlos Alberto Montes Carbajal comentó que esta visita se realizó con el fin de revisar el estado que guardan las aulas donde se estarán impartiendo clases una vez que se comience a trabajar en la modalidad híbrida o semipresencial; “nosotros estamos trabajando, adaptando nuestras instalaciones para que estudiantes, docentes y padres de familia se sientan seguros de que la Universidad tiene sus instalaciones en óptimas condiciones para regresar en esta nueva normalidad”.


En Manzanillo, la delegada Ana María Gallardo Vázquez acompañó este recorrido para verificar aspectos como salidas de emergencia, los puntos de encuentro y la caducidad de extintores. También se revisió el aspecto sanitario y se insistió en la importancia del uso de desinfectantes, del número de estudiantes en cada aula y de cómo debe ser la ventilación. 


Sobre los recorridos, Marcos Buenrostro Jr., encargado de Protección Civil Universitaria, explicó que se están visitando los planteles universitarios para verificar, en materia de protección civil y seguridad, cada una de las aulas donde se tendrán alumnos una vez que se informe del regreso presencial a clases; “se revisó el tamaño de las aulas para así determinar la cantidad de alumnos que deberá haber; también los laboratorios y centros de cómputo, y se trabajó en adaptar las áreas en los baños para que se mantenga siempre una sana distancia”.


Comentó que ya se visitaron las instalaciones de las delegaciones Tecomán, Villa de Álvarez, Coquimatlán y Manzanillo, y que en los próximos días se estará supervisando la delegación Colima. 


Destacó que, hasta el momento, han encontrado las instalaciones “en óptimas condiciones para un futuro regreso, con algunas adecuaciones mínimas que se deben realizar de frente a la nueva normalidad”.


Respecto a las medidas que se deberán seguir, dijo, son el uso correcto del cubrebocas, mantener una distancia adecuada entre cada alumno y alumna, tener los espacios altamente ventilados, con puertas y ventanas abiertas, horarios limitados de clase y asistencia reducida de alumnos.


Por último, invitó a las y los universitarios a cuidarse y seguir las recomendaciones del sector salud y a que, una vez en la modalidad híbrida, se sigan las indicaciones que se den por parte de la autoridad universitaria.


En el recorrido estuvieron también Maximino Robledo Ibarra, coordinador de Seguridad Universitaria y Sergio Martínez Montes, Técnico de Urgencias Médicas de Protección civil universitaria.


Propone investigadora de la UdeC manejar el dolor de forma integral, en niños y niñas #UdeC

 



*Para difundir su propuesta, la Dra. Verónica Guzmán escribió el libro “Manejo integral del dolor: el alivio del dolor como un derecho humano”.


Con financiamiento federal del Programa para el Desarrollo Profesional Docente (PRODEP), la profesora-investigadora de la Facultad de Psicología de la Universidad de Colima, Verónica Miriam Guzmán Sandoval coordinó y participó en la escritura del libro “Manejo integral del dolor: el alivio del dolor como un derecho humano”, en el que participan investigadores y artistas de la propia UdeC, de la UNAM, la Universidad de Guadalajara, la Universidad Autónoma de Querétaro y la Universidad Panamericana, además de una ilustradora que aún estudia secundaria.


En entrevista, la Dra. Verónica Guzmán dijo que escribió este libro “por una necesidad de mejorar la calidad de atención en el dolor pediátrico desde un referente integral, multidisciplinario y humano que mejore la calidad de vida de niños y niñas en cualquier escenario hospitalario. Ella es doctora en psicología especializada en el tema del dolor en las áreas hospitalarias de pediatría, maternal, urgencias, neonatal, oncología e infectología.


Este libro, explicó, consta de seis capítulos en español, con varias partes escritas en inglés, que explora temas relacionados con las bases psicofisiológicas del dolor, y que incluye investigaciones de varios expertos en las áreas de la música, pedagogía y tecnologías virtuales; “la intención es que se genere una propuesta para que se trabaje el dolor como un derecho humano” en todas las clínicas y hospitales.


En su libro, dice que “el ser humano requiere motivación, amor, esperanza, aceptación y sobre todo una atención integral en salud para vivir y sobreponerse al sufrimiento provocado por una enfermedad. Por este motivo, instituciones internacionales han establecido el alivio del dolor como un derecho humano”.


En el primer capítulo, resumió, se explica de manera científica cuáles son las vías neuronales de recepción del dolor, cuáles son los mecanismos implicados para que una persona pueda sentir dolor y cómo es qué hay una diferencia entre una persona y otra al percibir el dolor. En el segundo habla sobre terapia narrativa, “una forma indirecta de trabajar con niños o niñas un evento que puede ser traumático o difícil de abordar”.


El tercer capítulo está relacionado con la aplicación de la música en el manejo del dolor; “se proponen ciertas piezas musicales relacionadas con ecuaciones matemáticas que permitan a los niños inducirse o llegar a un estado de relajación”. Esto tiene que ver con los descubrimientos de que hay frecuencias musicales que ayudan a relajarse o que contribuyen a disminuir los síntomas de algunas enfermedades psicológicas.


El cuarto capítulo aborda la psicopedagogía hospitalaria, “una disciplina novedosa en la que se toca el tema de la educación como algo prioritario para la calidad de vida de los niños y las niñas en hospital, y como una necesidad fundamental que está basada en la adquisición de habilidades para la vida”.


El quinto se relaciona con la aplicación de la tecnología en el área de la salud, “también es una disciplina nueva que se incorpora a la parte clínica, en la cual la tecnología se traslada al área de salud para coadyuvar con los tratamientos. La tecnología permite sistematizar datos, reducir el tiempo de tratamiento y muchas veces mejorar los procedimientos o maniobras clínicas a nivel psicoterapéutico, pero también a nivel médico”.


El último tiene que ver con cuidados paliativos pediátricos. Dijo que el papel del psicólogo en este tipo de cuidados “implica realizar la evaluación y tratamiento de problemas emocionales, conductuales, sociales y espirituales de los niños, niñas y adolescentes, sus familias y el equipo de salud, destacando la necesidad de adaptar dichas acciones al nivel cognitivo del menor”.


Verónica Guzmán resaltó que, aunque el libro está dirigido a los profesionales del área de la salud, a psicólogos educativos, a pedagogos y otros profesionales que convergen en el área hospitalaria, puede ser leído por los padres de familia, “porque ellos también requieren adquirir conocimientos para saber cómo cuidar a sus niños o niñas dentro de un área hospitalaria”.


El libro, impreso en color por la Universidad de San Luis Potosí, incluye una gran cantidad de dibujos y algunas partituras escritas por Davide R. Nicolini Pimazzoni y Giannantonio Mutto, para ayudar a niñas, niños y adolescentes hospitalizados a sobrellevar mejor su dolor. 


Verónica Guzmán dijo que este trabajo es resultado de muchos expertos y expertas que contribuyeron a la edición del libro, y del financiamiento que les otorgó la Universidad de Colima a través del fondo PRODEP.


Colaboraron en el libro Óscar González, Benjamín Domínguez, Myriam Rebeca Pérez, Évelyn Rodríguez, Héctor Resgardo, Davide Nicolini, Giannantonio Mutto, Emanuel Zanfretta, Iván Ulianov, César Vázquez, Laura Sanely Gaytán, Armando Cruz, Daniel Jaramillo, Luis Alberto Morales, Andrea Herrera, Frida Constanza Méndez, Nancy Elizabeth Rangel, Vanessa Rodríguez y Aurora Torres.


En el prólogo del libro, Verónica Guzmán escribió: “No concibo una sociedad indiferente al sufrimiento humano. Una sociedad deshumanizada en la que las personas miran sin observar porque se guían por las formas y no pueden ver más allá; es decir, hacia lo profundo. No puedo vivir en una sociedad en la que lo más importante pasa ante los ojos de todos, pero sin mirarlo”.


Las y los interesados pueden descargar el libro en la plataforma ResearchGate, sólo hay que teclear el nombre del texto y llenar el formulario que allí se les pide. En cuanto al formato físico, adelantó que donará varios ejemplares a las bibliotecas de la UdeC.