viernes, 15 de diciembre de 2017

Tonila, Sucesos extraños. ... Hay personas que nacen dotadas de cierta sensibilidad especial que les permite presentir acontecimientos, intuir sutilezas, tener sueños proféticos y hasta "ver" lo que ocurre en sueños distantes. Mi madre fue una de ellas. (...). A causa de la fiebre amarilla que azotó en Colima en 1883. Numerosas familias de Colima cambiaron de radicación huyendo del implacable contagio, y entre ellas la de mi madre, cuyos miembros restantes se trasladaron a Tonila, donde vivieron largos años. Una noche de sábado, mi madre (Dolores Silva) y su hermana Porfiria convinieron en ir al día siguiente a oír misa de las cinco de la mañana. Se levantaron muy temprano y salieron rumbo al templo. En el camino mi madre refería a su acompañante lo que acababa de soñar: "Imaginate que yo iba a la iglesia como lo estamos haciendo, y al llegar frente al pórtico advertí una gran aglomeración de personas que miraban una zanja abierta en la calle, donde aparecían numerosas ollas de barro llenas de monedas de oro y me sorprendía que la gente comentara despectivamente: ¡cuántos tepalcates¡ ¿Para qué los habrán guardado y enterrado? Y yo vanamente me esforzaba en hacer notar que no eran tepalcates, sino monedas de oro." Cuando las dos hermanas llegaron frente al templo, fueron presa de temeroso asombro al ver que efectivamente una espesa muchedumbre contemplaba las cepas abiertas en plena calle para una obra de drenaje. Como el trabajo urgía, los encargados de hacerlo habían velado toda la noche y en la excavación estaban realmente cuatro o cinco ollas de barro, tal como mi madre lo había soñado poco tiempo antes, con la única diferencia de que ya no contenían ni tepalcates ni dinero, pues éste había sido recogido por los operarios, que rápida y sigilosamente abandonaron el lugar con la riqueza descubierta. Viñetas de la Provincia; Manuel Sánchez Silva. December 15, 2017 at 09:45AM


Colima Antiguo http://ift.tt/2kyj2xQ Tonila, Sucesos extraños. ... Hay personas que nacen dotadas de cierta sensibilidad especial que les permite presentir acontecimientos, intuir sutilezas, tener sueños proféticos y hasta "ver" lo que ocurre en sueños distantes. Mi madre fue una de ellas. (...). A causa de la fiebre amarilla que azotó en Colima en 1883. Numerosas familias de Colima cambiaron de radicación huyendo del implacable contagio, y entre ellas la de mi madre, cuyos miembros restantes se trasladaron a Tonila, donde vivieron largos años. Una noche de sábado, mi madre (Dolores Silva) y su hermana Porfiria convinieron en ir al día siguiente a oír misa de las cinco de la mañana. Se levantaron muy temprano y salieron rumbo al templo. En el camino mi madre refería a su acompañante lo que acababa de soñar: "Imaginate que yo iba a la iglesia como lo estamos haciendo, y al llegar frente al pórtico advertí una gran aglomeración de personas que miraban una zanja abierta en la calle, donde aparecían numerosas ollas de barro llenas de monedas de oro y me sorprendía que la gente comentara despectivamente: ¡cuántos tepalcates¡ ¿Para qué los habrán guardado y enterrado? Y yo vanamente me esforzaba en hacer notar que no eran tepalcates, sino monedas de oro." Cuando las dos hermanas llegaron frente al templo, fueron presa de temeroso asombro al ver que efectivamente una espesa muchedumbre contemplaba las cepas abiertas en plena calle para una obra de drenaje. Como el trabajo urgía, los encargados de hacerlo habían velado toda la noche y en la excavación estaban realmente cuatro o cinco ollas de barro, tal como mi madre lo había soñado poco tiempo antes, con la única diferencia de que ya no contenían ni tepalcates ni dinero, pues éste había sido recogido por los operarios, que rápida y sigilosamente abandonaron el lugar con la riqueza descubierta. Viñetas de la Provincia; Manuel Sánchez Silva.

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

De Villa de Álvarez para el mundo... Deliciosas paletas, mi favorita es la de vainilla! Claudette Beal December 18, 2018 at 03:30PM

Colima Antiguo https://ift.tt/2QGgRey De Villa de Álvarez para el mundo... Deliciosas paletas, mi favorita es la de vainilla! Claudette Bea...