lunes, 19 de febrero de 2018

Las arañas más venenosas del mundo son ‘primas hermanas’



Las arañas en Australia son uno de los animales más temidos sobre todo por las llamadas arañas de tela de embudo, capaces de matar a un humano en menos de media hora. 

Por las características de su veneno y la secuenciación de los genomas, un equipo de científicos ha descubierto que estas arañas, protagonistas de #Cienciaalobestia, y otro linaje de estos artrópodos al oeste del país están más emparentados de lo que se pensaba. Los resultados ayudarán a desarrollar nuevos antídotos más amplios e insecticidas. 

Australia es uno de los países que sin duda concentra el mayor número de especies peligrosas. Las arañas no se quedan atrás y representan uno de los grupos que posiblemente mate a más seres humanos. Una de las culpables –hasta el desarrollo del antídoto en 1981– ha sido la araña de Sídney (Atrax robustus), considerada la más venenosa del mundo pudiendo matar a un niño en 15 minutos.

Pero estas arañas de tela de embudo, como son conocidas al este de Australia, podrían ampliar la familia. Un equipo de científicos de EE UU, Argentina y Australia ha descubierto que este grupo de arácnidos junto a otro del oeste del país, conocido como actinopódido, podrían ser primos relativamente cercanos.

Hasta ahora se pensaba que las arañas se habían separado de un ancestro común hace más de 200 millones de años. Pero por las características del veneno de ambas grupos (Atricinae y Actinopodidae), del cual un mismo antídoto podía salvar vidas, muchos biólogos ya sospechaban que las arañas podían ser familia.

Los análisis demostraron que las arañas de tela de embudo y los actinopódidos están en realidad bastante emparentados, aunque los científicos desconocen cuándo divergieron de su ancestro común. Al resolver este misterio, el equipo descubrió además la existencia de tres familias taxonómicas de arañas nuevas.

En busca de mejores antídotos

Para los científicos, la historia genealógica de las arañas es importante para idear nuevos tipos de antídotos para tratar las mordeduras de una gran variedad de especies relacionadas. “Bastantes personas son mordidas cada año, pero básicamente ya no muere nadie gracias a la amplia disponibilidad de contraveneno”, apunta Hedin.

El veneno de los dos grupos de arañas del este y oeste del país se caracteriza por contener muchos tipos diferentes de moléculas peptídicas, incluidas las que van dirigidas específicamente a los insectos. Así, conocer cómo evolucionó el veneno podría ayudar a diseñar bioinsecticidas inofensivos para vertebrados.

Fuente: Sinc

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

Acude a la Vía RecreActiva este domingo #ColimaBonita

El Ayuntamiento de Colima, en coordinación con el Consejo Ciudadano de la Vía RecreActiva, invitan a la ciudadanía a acudir este y todos los...