viernes, 20 de abril de 2018

RECORDANDO LA ESCUELA MIGUEL HIDALGO. Por Jose Agustin Marquez Gileta P R O G R A M A 1° ACTO. La Hidalgo. Un día de febrero de por los 60s, la Cabalgata de las Fiestas de la Villa, se desvió de su ruta que es por la calle Torres Quintero (creo que la estaban enchapopotando) y tomó extraordinariamente por la calle 5 de Mayo, lugar donde se encontraba la Esc. Miguel Hidalgo. Eran las 12.15, cuando sorpresivamente se empezó a escuchar la banda de música, los truenos de los cuetes, la chirimía, los silbatos de los payasos. ¡vienen los mojigangos ¡¡ Inmediatamente en los salones sin puertas, los niños se empezaron a agitar, se paraban de sus asientos (antes había mucho orden en los salones, tenías que pedir permiso para moverte) volteaban hacia el zaguán de la entrada y los maestros se paraban también y daban gritos, manotazos y órdenes: ¡que nadie se mueva¡ ¡silencio¡ ¡ no puedes salir¡. A nosotros se nos quemaban los pies, era como el canto de las sirenas que nos nublaba la razón ¿Cómo pedirle a un niño que no salga a ver a los mojigangos que pasan justo por su calle? ¿Cómo resistirse a ver a los payasos que te silbaban y nos llamaban? ¡ los jinetes con sus caballos ¡ ¿Cómo resistir ante todo esto? ¿Cómo? Y si, los maestros no sabían que la Cabalgata se desviaría, porque de repente, como estrellas fugaces de colores, muchos niños se desprendían de los salones y cruzaban el patio, iluminadas sus camisas de colores por el sol de mediodía, corriendo hacia el portón que nadie había alcanzado a cerrar, por más que Felipa, la Directora, corrió. Demasiado tarde, ya no pudo más que atravesarse con sus brazos extendidos en cruz para intentar contener aquella lluvia de niños. Pacheco mi maestro, recuerdo, igual se atravesó en el umbral de la puerta de mi salón, pero igual se le pasaban por abajo y recuerdo como finalmente lo aventaron a un lado. Yo tuve suerte, pues junto de mi estaba una ventana de reja abierta y solo alcé la vista para ver las manos y brazos de los monos girar y pegar contra la reja de la ventana, bailando con la banda en su camino a la Villa. I N T E R M E D I O 2° ACTO. Las Niñas de 2° A de la Esc. Victoriano Guzmán interpretarán “Voces de Primavera” (foto) Aurelia Razón, (aunque lo dudes) acaba de anunciarlas y la Esc. Victoriano Guzmán era la misma escuela, pero por la tarde y para niñas. La niña que sonríe es Ángeles Márquez Gileta April 20, 2018 at 02:00PM


Colima Antiguo https://ift.tt/2F49rH3 RECORDANDO LA ESCUELA MIGUEL HIDALGO. Por Jose Agustin Marquez Gileta P R O G R A M A 1° ACTO. La Hidalgo. Un día de febrero de por los 60s, la Cabalgata de las Fiestas de la Villa, se desvió de su ruta que es por la calle Torres Quintero (creo que la estaban enchapopotando) y tomó extraordinariamente por la calle 5 de Mayo, lugar donde se encontraba la Esc. Miguel Hidalgo. Eran las 12.15, cuando sorpresivamente se empezó a escuchar la banda de música, los truenos de los cuetes, la chirimía, los silbatos de los payasos. ¡vienen los mojigangos ¡¡ Inmediatamente en los salones sin puertas, los niños se empezaron a agitar, se paraban de sus asientos (antes había mucho orden en los salones, tenías que pedir permiso para moverte) volteaban hacia el zaguán de la entrada y los maestros se paraban también y daban gritos, manotazos y órdenes: ¡que nadie se mueva¡ ¡silencio¡ ¡ no puedes salir¡. A nosotros se nos quemaban los pies, era como el canto de las sirenas que nos nublaba la razón ¿Cómo pedirle a un niño que no salga a ver a los mojigangos que pasan justo por su calle? ¿Cómo resistirse a ver a los payasos que te silbaban y nos llamaban? ¡ los jinetes con sus caballos ¡ ¿Cómo resistir ante todo esto? ¿Cómo? Y si, los maestros no sabían que la Cabalgata se desviaría, porque de repente, como estrellas fugaces de colores, muchos niños se desprendían de los salones y cruzaban el patio, iluminadas sus camisas de colores por el sol de mediodía, corriendo hacia el portón que nadie había alcanzado a cerrar, por más que Felipa, la Directora, corrió. Demasiado tarde, ya no pudo más que atravesarse con sus brazos extendidos en cruz para intentar contener aquella lluvia de niños. Pacheco mi maestro, recuerdo, igual se atravesó en el umbral de la puerta de mi salón, pero igual se le pasaban por abajo y recuerdo como finalmente lo aventaron a un lado. Yo tuve suerte, pues junto de mi estaba una ventana de reja abierta y solo alcé la vista para ver las manos y brazos de los monos girar y pegar contra la reja de la ventana, bailando con la banda en su camino a la Villa. I N T E R M E D I O 2° ACTO. Las Niñas de 2° A de la Esc. Victoriano Guzmán interpretarán “Voces de Primavera” (foto) Aurelia Razón, (aunque lo dudes) acaba de anunciarlas y la Esc. Victoriano Guzmán era la misma escuela, pero por la tarde y para niñas. La niña que sonríe es Ángeles Márquez Gileta

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

En sesión extraordinaria de Cabildo, encabeza Locho Morán modificaciones al reglamento Municipal de #Colima.

Se modifica el reglamento del Gobierno Municipal de Colima a fin de darle funcionalidad y operatividad  a cada una de las áreas y dependenci...