viernes, 18 de mayo de 2018

LAS ROSAS DEL JARDÍN De Lejos y a mi alrededor. Carlos "Caco" Ceballos Silva Foto: Portal Medellín desde el kiosko. Colima, Col., Mediados del siglo XX. "INVIERNO de 1950. Mi padre había pedido al ayuntamiento que presidía Antonio García Campos la primacía de atender por su cuenta el jardín de La Libertad. Concedida tal gracia yasesorado por Juan Silva Palacios, también amante de plantas y flores, trajo rosales de Guadalajara, que desde luego fueron transplantados y pronto empezaron a florear, dándole una especial y bonita presentación a los prados. Tomando muy en serio la encomienda, cada rato visitaba el jardín, hablaba con el jardinero, comentaba esto y aquello; el caso era que los prados lucían más y mejores. Así fue como un día por la mañana, al observar nn “macizo” de rosales, notó que le habían cortado las flores. De inmediato, indagó con el jardinero sobre quién había cometido tal cosa, informándole éste: “Mire, don Enrique, vino doña Cuquita, mamá del gobernador, le gustaron las rosas y me ordenó que le hiciera un ramo. Usted comprende, la tenía que obedecerl”. Mi padre lo pensó un momento y se encaminó a la casa del gobernador, ubicada enla calle Hidalgo, precisamente a un costado de Palacio. Llamó, pidió hablar con la señora y cuando ella se presentó, después de saludarse, se entabló el siguiente diálogo: "Mira, Cuca, las rosas que ordenaste que cortaran no son de tu hijo, el señor gobernador, son de Colima; por lo consiguiente, en la forma más atenta y como viejos amigos, te suplicaría que esto no volviera a repetirse”. La señora, toda una dama, aceptó la atenta y respetuosa súplica, ofreciendo que el asunto no se volvería a repetir. De inmediato, mi papá acudió al ayuntamiento y presentó su renuncia a tan honroso cargo. Días después se encontró al licenciado Manuel Gudiño, gobernador del estado, quien sonriendo le dijo: “¿Por qué renunció, don Enrique? Ya supe todo, mi mamá me contó y lo hemos celebrado y tomado como un verdadero ejemplo dc civismo y democracia para todos”. Comentario: eso sucedió hace muchos años, si ocurriera ahorita ¿pasaría lo mismo?" Comenta y comparte... Arq. Arturo Villalpando May 18, 2018 at 10:44AM


Colima Antiguo https://ift.tt/2ItA7DP LAS ROSAS DEL JARDÍN De Lejos y a mi alrededor. Carlos "Caco" Ceballos Silva Foto: Portal Medellín desde el kiosko. Colima, Col., Mediados del siglo XX. "INVIERNO de 1950. Mi padre había pedido al ayuntamiento que presidía Antonio García Campos la primacía de atender por su cuenta el jardín de La Libertad. Concedida tal gracia yasesorado por Juan Silva Palacios, también amante de plantas y flores, trajo rosales de Guadalajara, que desde luego fueron transplantados y pronto empezaron a florear, dándole una especial y bonita presentación a los prados. Tomando muy en serio la encomienda, cada rato visitaba el jardín, hablaba con el jardinero, comentaba esto y aquello; el caso era que los prados lucían más y mejores. Así fue como un día por la mañana, al observar nn “macizo” de rosales, notó que le habían cortado las flores. De inmediato, indagó con el jardinero sobre quién había cometido tal cosa, informándole éste: “Mire, don Enrique, vino doña Cuquita, mamá del gobernador, le gustaron las rosas y me ordenó que le hiciera un ramo. Usted comprende, la tenía que obedecerl”. Mi padre lo pensó un momento y se encaminó a la casa del gobernador, ubicada enla calle Hidalgo, precisamente a un costado de Palacio. Llamó, pidió hablar con la señora y cuando ella se presentó, después de saludarse, se entabló el siguiente diálogo: "Mira, Cuca, las rosas que ordenaste que cortaran no son de tu hijo, el señor gobernador, son de Colima; por lo consiguiente, en la forma más atenta y como viejos amigos, te suplicaría que esto no volviera a repetirse”. La señora, toda una dama, aceptó la atenta y respetuosa súplica, ofreciendo que el asunto no se volvería a repetir. De inmediato, mi papá acudió al ayuntamiento y presentó su renuncia a tan honroso cargo. Días después se encontró al licenciado Manuel Gudiño, gobernador del estado, quien sonriendo le dijo: “¿Por qué renunció, don Enrique? Ya supe todo, mi mamá me contó y lo hemos celebrado y tomado como un verdadero ejemplo dc civismo y democracia para todos”. Comentario: eso sucedió hace muchos años, si ocurriera ahorita ¿pasaría lo mismo?" Comenta y comparte... Arq. Arturo Villalpando

Fotos de Colima Antiguo