viernes, 25 de mayo de 2018

Participa rector en debates académicos de Universia 2018 #UdeC



Fruto del trabajo desarrollado durante el IV Encuentro Internacional de Rectores Universia 2018 celebrado en la Universidad de Salamanca, España, y en el que participó de manera activa el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, se presentó la “Declaración de Salamanca”, un documento en el que más de 600 rectores de 26 países asumen compromisos para impulsar un nuevo modelo de educación superior en Iberoamérica, que se involucre más con el desarrollo social, con los retos de la transformación digital, de la investigación, y con los Objetivos del Desarrollo Sostenible. 

Durante las discusiones, los rectores propusieron expandir la educación utilizando las nuevas tecnologías, con el fin de responder a las demandas de la sociedad y garantizar la calidad educativa, pero sin olvidar una visión humanista que forme en valores. Pusieron como ejemplo, en este caso, la plataforma EDX, con más de 20 millones de alumnos en todo el mundo. 

Dijeron también que las universidades deben prepararse para seguir atendiendo a los jóvenes en edad universitaria, pero también a los adultos que deberán, por motivos laborales, actualizar y certificar sus conocimientos. 

Además, se propuso el reconocimiento y la transferencia de créditos y titulaciones al interior y entre las naciones, para que el alumno pueda construir su propio currículo, se forme en varias instituciones y obtenga dos y hasta o tres títulos, garantizando así el perfil internacional de los egresados. 

Más que enfocarse en la producción de cosas, recomendaron una transformación de mentalidades. En este sentido, coincidieron en que la internacionalización educativa debe significar experiencias de vida y una forma distinta en que los jóvenes entiendan su formación en relación a su responsabilidad con el mundo y los problemas humanos. La universidad, dijeron, debe proveer los conocimientos y sobre todo las experiencias que ayuden a los estudiantes a formarse en esa mentalidad y en su compromiso con el mundo. 

Los líderes y académicos universitarios coincidieron en que la universidad actual tiene muchos fines, pero hay que armonizarlos porque todos están interrelacionados. La docencia y la investigación, aseguraron, no son complementarias, son indistintas, aunque ser investigador puede mejorar el ejercicio docente y ejercer la docencia puede ayudar a ser mejor investigador. Una buena universidad, comentaron, debe hacer ambas cosas y buscar la excelencia dentro de su propia visión y misión. 

Advirtieron acerca de considerar los rankings como el único camino para que una universidad pueda orientar su quehacer, ya que la excelencia debe buscarse en función de la misión de la universidad, y abordaron también la triple hélice: universidad + gobierno + sociedad-empresa. La transferencia de conocimiento hacia el mercado, dijeron, produce crecimiento económico y empleo; de igual forma, la proyección social se produce cuando se hace una transferencia eficiente de conocimiento a la sociedad. 

El rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo Rivero Ortega, dijo durante su charla “Decíamos ayer, diremos mañana”, que las universidades deben ser anclas en su territorio fortaleciendo el progreso, “para lo cual es muy importante salvaguardar su autonomía, ya que es fundamental para garantizar el cabal cumplimiento de sus fines. Debemos comprometernos mucho más con la enseñanza de los valores que son la apuesta por la paz, el diálogo y el multilateralismo. Necesitamos un mayor compromiso con el desarrollo social, con los retos de la transformación digital y la investigación, así como con los Objetivos del Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030”. 

Los trabajos de análisis y procesos de reflexión de los rectores concluyeron con la certeza de que es necesario fortalecer las alianzas para acelerar los procesos de transformación. 

En su mensaje final, Ana Botín, presidenta de Universia y Banco Santander, expresó que es necesario seguir apostando por la educación, potenciar el capital humano de las universidades y el trabajo en redes y contribuir a la transformación digital para garantizar el crecimiento sostenible, “pues el impacto –dijo– no es sólo económico, afecta las sociedades y sus relaciones”. Finalmente, se comprometió a seguir apoyando a las universidades en sus proyectos prioritarios, tanto los que ya se están trabajando como otros que surjan en el futuro.

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

EL "INDIO" ALONSO Pirmera Parte Vicente Alonso, alias “El Indio Alonso", natural de Zacualpan, Comala que se hizo famoso durante la época del Villismo en nuestro Estado. Nació en el poblado de Zacualpan, municipio de Comala en el último decenio del siglo XIX, siendo de família muy pobre y… la generalidad de los nativos de ese lugar, en donde loscultivos de maiz se hacen en pequeña escala, dedicándose muchos nativos a la explotación de la cáscara de encino, sustancia tanina empleada en el curtimiento de pieles. Vicente siguiendo la costumbre se dedicaba a esa tarea en compañia de su hermano Melesio que era menor que él, y cuando se remontaban al cerro para efectuar su trabajo llevaban una pequeña carabina que les servia para cazar algún animal o para la legitima defensa. Habia por ese tiempo un policia de nombre Eugenio Rivera que “le tenia ganas" al arma de los Alonzo y en cierta ocasión cuando Vicente se encontraba atareado en su labor, echó Rivera que el arma estaba recargada en un encino al cuidado de Melesio y sin decir agua vá la tomó en presencia del muchacho al cual amenazó haciéndolo llorar. Cuando supo Vicente lo sucedido, juró matar a Rivera donde lo encontrara y se puso a espiar sus movimientos, teniendo conocimiento de que escoltaria la “raya" para pagarle a los de la Colima Lumber & Co.. convidó a un amigo para “hacer aquel remiendito" y se situaron en un lugar a donde por la fuerza tenia que pasar la conducta. Hicieron fuego dándole muerte a quien buscaban y un americano, que era el portador del dinero, creyendo que se trataba de un asalto para robarles, disparó su pistola en contra de los asesinos de Rivera, recibiendo contestación con una descarga que le mató el caballo echándose a huir. Alonso y su compañero se acercaron al cadáver quitándole las armas que portaba y cuando se acercaron al caballo del “gringo" (Charles S. Temple) y abrieron las cantinas, con sorpresa vieron que se encontraban repletas de billetes de banco; una mula aparejada que también encontraron estaba cargada con plata, todo lo cual acordaron enterrarlo al pie de un limón solamente de ellos conocido. Cuando en esta ciudad se supo lo acontecido a la “raya", se destacaron fuerzas policíacas en persecución de los autores y pronto fueron aprehendidos e internados en la cárcel general, la cual se encontraba en donde tuvo su negocio el señor Don Francisco Zaragoza. Alli los iban a visitar algunos amigos, entre ellos un señor de nombre Librado Haro, a quien el compañero del Indio indicó donde se encontraba el dinero y ni corto ni perezoso, comenzó a sacarlo depositándolo en una troje de maiz que tenía en Comala, de donde a su vez, le fue robado por su hermano Jesús que dio con la "tatema". Furioso se puso el indio cuando se dió cuenta de que su compañero lo robaba y para vengarse, en un dia de visita a la prisión en que se les permitia a los reos subir a la azotea del penal, estando platicando con su compañero en la orilla, le dio un empujón para tirarlo abajo, estrellándose contra las baldosas y muriendo instantáneamente. Asi se vengó el Indio de la mala jugada que le hizo aquel en quien confiaba... A la llegada de fue puesto en libertad, lo mismo que todos los presos, menos uno de apellido Cano que se rehusó a abandonar la prisión, se fue nuevamente al cerro formando un pequeño grupo de seis con otros tantos perseguidos por la justicia y en esa forma comenzó sus correrías, respaldándose en la bandera del villismo “pa’ tener bandera alguna”, según sus propias palabras, reconociendo como jefe a Pedro Zamora, el que lo mandó llamar a La Sidra para darle instrucciones sobre la forma de llevar la campaña en este Estado, pues acababa de sufrir una derrota por las fuerzas que manadaba el general Agustín Olachea (quien llegó a ser Secretario de la Defensa Nacional). Lino Araiza (a quien se debe esta narración), encontrándose en cierta ocasión en Zacualpan, por encontrarse también fuera de la acción de la justicia se entervistó por primera vez con el Indio, el cual sabiendo lo que le pasaba le dijo "muchacho, se que también a ti te persiguen, únete a nosotros para que en grupo podamos defendernos" y así fue, como aceptando aquella invitación, ingresó a la Revolución en el bando antes dicho... Ricardo B. Núñez Imagen: la ficha de ingreso a la Cárcel General del Estado de Vicente Alonso Teodoro, mejor conocido como “El indio Alonso”, natural de Zacualpan, Comala. El ingreso a prisión de este personaje se debió a que, con sus cómplices, asaltó al norteamericano Charles F. Temple a quien robó la raya de los trabajadores de la Colima Lumber Company que construían en el Cerro Grande la “vía herrada” por donde el ferrocarril bajaría la madera a la estación “El Balcón”, situada en las inmediaciones del Rancho de Villa. Como se aprecia en la parte superior de la fotografía se pueden leer los delitos de asalto y homicidio, ya que en el robo perdió la vida un rural de nombre Eugenio Rivera que era el custodio del norteamericano que sí logró salvar la vida. El asalto fue perpetrado en las inmediaciones de Zacualpan el 5 de junio de 1909. El indio Alonso se entregó voluntariamente a las autoridades el 29 de junio de ese año, aconsejado por Justo Salazar, propietario del rancho “Buenavista”, donde Alonso encontró trabajo y se refugió después de haber cometido el asalto. Arq Miguel Villalpando August 18, 2018 at 04:42PM

Colima Antiguo https://ift.tt/2Blk248 EL "INDIO" ALONSO Pirmera Parte Vicente Alonso, alias “El Indio Alonso", natural de Za...