jueves, 3 de mayo de 2018

Un provinciano en la ciudad. Por Fer Montes de Oca


En mi primer día en la Ciudad de México, mi amigo Omar me llevó a la estación de Metrobús más cercana y me explicó cómo funcionaba:

Paso 1, comprar una tarjeta: en cada estación hay una máquina (muy parecida al robot de Interstellar) donde por 10 pesos puedes comprar una tarjeta que te servirá para usarla cuantas veces quieras. 

Paso 2, ponerle saldo a la tarjeta: en esa misma máquina puedes hacer recargas. Cada viaje de Metrobús cuesta $6 pesos. La recomendación es que no deposites más de $100 porque algunas veces la tarjeta se desactiva (para mí aún es un misterio por qué pasa esto) y aunque puedes reactivarla, debes ir a un módulo quequiénsabedóndeestán.

Paso 3, coloca tu tarjeta sobre el lector y comienza tu viaje.

Consideraciones:

- Hay 7 líneas de Metrobús. La más nueva es la 7 que pasa por todo Paseo de la Reforma (a diferencia de las otras 6, en esta línea pagas el servicio arriba de la unidad y no en la estación).
- En el servicio de Metrobús, tienes hasta 30 minutos para hacer un trasbordo sin que te vuelvan a cobrar (yo por 6 pesos tomo dos unidades que me llevan hasta la oficia).
- Horarios: De lunes a sábado de 04:30 a medianoche; domingos y días festivos de 05:00 a medianoche.
- Esa tarjeta también funciona para el Metro. 
- El costo del Metro es de $5 pesos por viaje, y en cada estación hay una taquilla para que puedas recargar tu tarjeta, o bien, comprar boletos individuales.
- Hay 12 líneas de Metro
- Horarios: de lunes a viernes de 5:00 a medianoche; sábados de 6:00 a medianoche; domingos y días festivos de 7:00 a medianoche.
- Descarga esta app para que conozcas las rutas y conexiones de estos sistemas de transporte (o sea, para que no te pierdas).




Línea 1 del Metrobús (todas cuentan con una pantalla que te indica en cuál estación estás y a cuál te diriges, además hay una grabación que va repitiendo). Foto: @NandoDeOca


¿Y si mejor andas en bici?


Está chingón que la capital tenga su sistema de Ecobicis que “permite a los usuarios registrados tomar una bicicleta de cualquier cicloestación y devolverla en la más cercana a su destino en trayectos ilimitados de 45 minutos”. Puedes pagar una suscripción por un año, una semana, tres días o un día.

Si tu plan es no quedarte en el DF por mucho tiempo, puedes utilizar el servicio de Mobike o VBike que te permite usar sus bicicletas por $5 o $10 pesos con una duración máxima de 30 minutos. Lo interesante es que con estas aplicaciones (que descargas en Apple Store o Google Play), puedes dejar la bicla en cualquier lugar mientras no obstruya el paso a los vehículos o personas. ¿Cómo funciona? No lo entendía hasta que mi roomie me enseñó: resulta que cada bicicleta tiene un seguro en la llanta trasera con un código QR. Cuando descargas la app (y haces todos los trámites) tu puedes escanear el código y desactivar el candado para poderla usar. Si te digo que es un servicio chino todo tiene más lógica, ¿no?



¿Taxi o Uber?


Admito que hay muchas opciones para “moverse” en la Ciudad de México. Personalmente, lo que menos uso, en comparación a Colima, son los taxis. Muchos no respetan el taxímetro, algunos están en muy mal estado y los conductores son cero atentos. 

En cuanto a aplicaciones de movilidad, aquí hay una buena cantidad: Uber, Cabify, CityDrive, Easy Taxi, Laudrive, Urbvan, Bussi y Yaxi. Yo solo uso las primeras dos. Después de determinados viajes, o cuando asistes a algunos eventos, te dan códigos con descuentos. En lo particular, suelo usarlos solo los fines por las noches, para volver a casa. 

Paréntesis: recién llegué, había quedado con un amigo de vernos en Bellas Artes, un sábado a mediodía. Como buen provinciano, pensé que podía llegar al Centro en menos de media hora, E R R O R. Se me hizo tarde y decidí pedir un Uber (siguiendo la lógica que en Colima tomamos un taxi cuando queremos llegar más rápido). El tráfico era horrible y el mismo conductor me recomendó bajarme y tomar el metro. Mi recomendación es tomar metro o metrobus si de verdad quieres llegar rápido a un destino y hay mucho tráfico. Además, no olvides que Uber (y sus símiles) cuentan con la tarifa dinámica que “cuando la demanda es alta, aumentan las tarifas habituales”.

Eso sí, no quisiera ser tú al tomar el metro en hora pico. Buena suerte.






Soy Fernando. A los 27 años me mudé a la Ciudad de México con un montón de miedos que se han ido quitando conforme pasa el tiempo. Cito a Colima en casi todas mis conversaciones.
Twitter: @NandoDeOca
Instagram: @NandoDeOca

Fotos de Colima Antiguo