jueves, 12 de julio de 2018

Egresan alumnos del Bachillerato 10, en modalidades escolarizada y semiescolarizada #UdeC


*“Es deseo de la institución que la formación académica y humana se vea reflejada en las familias y en general en toda la sociedad del puerto de Manzanillo; son universitarios y sus familias también lo son”: Juan Mimbela, director de este plantel.

Esta semana, la Universidad de Colima entregó certificados de fin de estudios en el Bachillerato 10 de Manzanillo, en su modalidad escolarizado y semiescolarizado, a los jóvenes de las generaciones 2015-2018 y 2016- 2018, respectivamente.

La entrega se desarrolló en dos ceremonias, en el Centro de Tecnología Educativa del campus Manzanillo, entregando primero 97 certificados al Bachillerato 10 en sus áreas de Técnico en Contabilidad y Bachillerato General y posteriormente 60 documentos en su modalidad semiescolarizada como Bachillerato General.

Durante ambas entregas, Edna Irela Velázquez Chávez, delegada de Manzanillo en representación del rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, se permitió felicitar a los recién egresados y los invitó a asumir con respeto y dedicación la siguiente etapa de su vida.

Añadió que la UdeC “agradece el honor de ser partícipe de su formación como estudiantes; estamos en uno de los momentos de mayor transformación de la humanidad. Es necesario que entendamos que todo lo que antes era lejano y desconectado ahora está conectado y es importante. Necesitamos preocuparnos por alimentar nuestro lado humano, por valorar la vida en familia y crecer intelectualmente al mismo tiempo en que crece nuestra calidad humana”.

Al tomar la palabra Juan Mimbela López, director del plantel, expresó que jóvenes y adultos que hoy egresan “llevan en su corazón, espíritu y mente la cultura del esfuerzo y los valores adquiridos durante su permanecía en el bachillerato”, y que durante este tiempo, autoridades, docentes y personal “trabajaron en conjunto, con gusto, armonía y pasión”, para que ellos como estudiantes tuvieran la mejor preparación y pudieran así afrontar la vida futura, bien estudaindo una carrera o en su inserción laboral.

Recalcó que “es deseo de la institución que la formación académica y humana se vea reflejada en las familias y en general en toda la sociedad del puerto de Manzanillo; son universitarios y sus familias también lo son. La institución tiene esa capacidad primordial de transformar a la sociedad”.

En nombre de ambas generaciones, dos alumnas ofrecieron un discurso de clausura. Kathia Llamilet Adela Sánchez Lozano externó que es un momento en el que se encuentran sentimientos encontrados; por una parte alegría por la celebración del fin de una etapa especial para sus vidas, la cosecha de su esfuerzo durante su formación, y por otra la tristeza, “porque cada uno tomará distintos caminos para seguir con sus sueños, afrontando sus propias vidas, pero el no estar junto no significará olvidar lo vivido”. 

Por su parte, Alejandra Magdaleno González, alumna sobresaliente de la modalidad semiescolarizada del plantel, les deseó a sus compañeros superar todos los retos venideros en su vida y agradeció a la planta docente y familiares por el logro alcanzado; “no hay cómo describir la gratitud que siento hacia las personas más especiales en nuestras vidas; me refiero a la familia. Todo lo que somos lo debemos a ellos, empezando por nuestros padres y terminando con nuestros hijos. Este logro también es de ustedes”.

En esta ceremonia se reconoció también a los alumnos destacados académicamente: Susana Guadalupe Orozco Muñoz, Kathia Llamilet Adela Sánchez y Pablo Arturo Hernández Pizano en la modalidad escolarizada, y Alejandra Magdaleno González y Dulce Margarita Morales Mata en la modalidad semiescolarizada. 

Se contó con la presencia de José Alberto García Canchola, director de operaciones de Grupo Mar; Enrique Palomino García, representante del SUTUC en Manzanillo; Yulisa Abigail Gómez Medina, delegada de la FEC en Manzanillo y de Elmer David Cruz Pulido, subdelegado de la FEC en esa ciudad porteña. 




Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

Al desconocer el Sr. Carranza al gobierno de Victoriano Huerta Victoriano Huerta y lanzarse a la contienda armada para derrocar al usurpador, el país se vio ensangrentado por la más cruel de las revoluciones, pues aparte del Ejército Constitucionalista, que inspirado y dirigido por don Venustiano, peleaba por la reanudación del orden legal, simultáneamente surgieron el Villismo en el Norte y el Zapatismo en el Sur, impetuoso y desenfrenado el primero, como fuerza ciega del Destino y cauto pero sanguinario el segundo, como venganza premeditada. Dentro de esta pugna de caudillos que aparentemente unificaban sus esfuerzos en torno de una misma finalidad: la deposición de Huerta y la conquista de un bienestar social, cada uno veía con recelo y suspicacia las posibilidades de los otros hacia la detentación del poder absoluto y el recíproco celo entorpecía las actividades de la campaña que, de haberse realizado de común acuerdo, hubiera resultado más breve y menos costosa en hombres y en dinero. Dentro de ese panorama de violencia en el que se enmarcó el país durante los años de 1913 a 1916, Colima fue uno de los Estados menos perjudicados por la contienda. Como lugarteniente del famoso Centauro del Norte, General Francisco Villa, operaron por los rumbos de Ciudad Guzmán, Tamazula, Autlán y parte de los Altos de Jalisco, los Generales Pedro Zamora y José Bueno, que al frente de gruesos grupos rebeldes mantenían en constante desasosiego a las poblaciones de esa dilatada zona y, como prolongaciones de esos contingentes armadoa figuraron al Este y al Occidente de Colima dos célebres cabecillas: Luis Gutiérrez, denominado "El Chivo Encantado" y Vicente Alonso, más conocido por "El Indio Alonso", a cual más temidos por su ferocidad inexorable. EI Chivo Encantado merodeaba por las ex-haciendas de Salitrillos, El Tule y la Estrella y el Indio Alonso hizo de Juluapan y sus alrededores, su inaccesible Cuartel General. Cuando atacaron Colima, el Coronel José Morales que venía al mando del indio, no acató las disposiciones de este y en vez de situarse en la estación de lo ferrocarriles, para impedir que los de la plaza recibieran refuerzos, se fue de paso hasta Tonila, pudiendo los yaquis desembarcar de los trenes sin que nadie se los impidiera, reforzando a los sitiados que ya se encontraban agotados y reducidos solamente a Palacio y Catedral. Dos Capitanes federales que se habían unido a las fuerzas del Indio Alonso, de nombre el primero Enrique Maldonado y apellidado el segundo Oliveros, tuvieron la osadia de llegar hasta el Portal Morelos y desde allí hacer fuego para matar al centinela y al cabo de cuarto que se encontraban en la puerta de Palacio . Cuando los yaquis empezaron a llegar para auxiliar a los defensores, tuvieron que retirarse en perfecto orden y cuando iban en San Francisco, todavía allí almorzaron, recibiendo un soldado un balazo en la espalda, seguramente disparado de la altura de Catedral. Es asi, según nos lo contó Lino Araiza, que fuera asistente del Indio Alonzo, como principió correrías el que andando el tiempo tuvo en jaque a la fuerzas Carrancista del Estado, llegando su nombre, a figurar entre los que el gobierno puso fuera de la ley. August 19, 2018 at 11:33AM

Colima Antiguo https://ift.tt/2N0bjWl Al desconocer el Sr. Carranza al gobierno de Victoriano Huerta Victoriano Huerta y lanzarse a la cont...