miércoles, 15 de agosto de 2018

Amor chiquito, el de Colima. Un provinciano en la ciudad por Fer Montes de Oca



El jueves 31 de mayo fue el último día de Sanborns en Colima. Era el único en todo el estado y aún así pocas personas lo visitaban. Admito que sólo iba a comprar café y pan cuando trabajaba en Pirata FM, estación de radio que estaba dentro de Plaza Zentralia, y ambas cosas eran malísimas. Eso sí, había buena variedad para comprar uno que otro regalillo. 

El cierre de Sanborns fue motivo de pequeñas burlas entre mis compañeros de la oficina, acá en DF. No se burlan de Colima, pero les sorprende los motivos por los que una empresa de ese tamaño no pueda funcionar en provincia. También se les hace gracioso que los “grandes negocios” sean punto de referencia para nosotros, por ejemplo:

Fulanito: ¿Por dónde andas?


Menganito: Voy por Starbucks*, llego en 5 minutos.

*Podemos variar los lugares: Mc’Donalds, Soriana, KFC, Cinemex, Applebee’s… solemos ubicarnos en en esos negocios porque sólo hay uno en toda la capital (y Villa de Álvarez). Aquí, en la Del Valle, hay como 8 Starbucks en un radio de 4 cuadras. Y no, no estoy comparando negativamente. 

Me encanta lo pequeño de Colima, pero en ocasiones sí termino frustrado de que grandes ideas de negocios no funcionen a largo plazo. Los colimotes tenemos esto de frecuentar un lugar “porque está de moda”, y luego terminamos olvidándolos, ¿recuerdan cuando existía Johnny Rockets o La Comer?

Estas reflexiones se magnificaron cuando, el viernes pasado, visité un lugar llamado Autocinema Coyote, un cine al aire libre donde los asientos son los de tu auto y disfrutas de la película en una pantalla enorme, hay una cafetería que es un food truck y, para hacerlo un poco más redituable, ese espacio por las mañanas funciona como estacionamiento. Me pareció una idea interesante y, como muchos lugares que veo aquí, comienzo a pensar ¿esto funcionaría en Colima? Luego yo solito me contesto diciendo que no. Pero bueno, la idea de los autocinemas no es nada nueva. De hecho, el concepto se revivió, pues fue en los 60 cuando tuvieron su auge. 

Foto: @NandoDeOca

Me detengo un poco para resaltar que es injusto comparar el éxito de un lugar que se instala en CDMX a uno que se pone en Colima. Para empezar, la diferencia de la cantidad de personas que viven en los dos lugares es inmensa: en Colima, según el último censo en 2015, somos poco más de 711 mil habitantes (en todo el estado); en la capital, la población rebasa los 8.851 millones, y ni hablar de la cantidad de visitantes que recibe cada semana. Sucede entonces, a mi parecer, que en la Ciudad de México siempre es “la primera vez” de alguien en cualquier lugar. 

Visto desde afuera, me gusta pensar que la esencia de lugares como Colima es su pequeñés. Los de siempre y una que otra opción variada para deleitarnos. Sin embargo, nuestra responsabilidad como consumidores debería ser la de apoyar los nuevos negocios que llegan, sobre todo si son locales, y, por otro lado, valorar aquellos que están transcendiendo fuera del estado y hacen que volteen a ver a nuestro estado, como la Cervecería de Colima, que este año cumplió 5 años; o el Festival Zanate, que en noviembre va para por su onceava edición, ambos son muestra de que las cosas en Colima se hacen bien.

Sí, probablemente se haya ido Sanborns de Colima, y admito que soy ajeno a cómo esto pudo afectar la economía en nuestro estado, pero aún nos quedan buenos lugares para desayunar delicioso, como Amparo Terraza-Bistro o Domitila (el cual no he visitado, pero me dicen que está increíble), y varios lugares en el Centro para hacernos de libros. Esos lugares 100% colimotes, son lo que vuelven bonito a un lugar chiquito como nuestra gran ciudad.

Nota al pie: supe que pusieron un gimnasio 24 horas, ¿si está “pegando”?




Soy Fernando. A los 27 años me mudé a la Ciudad de México con un montón de miedos que se han ido quitando conforme pasa el tiempo. Cito a Colima en casi todas mis conversaciones.
Twitter: @NandoDeOca
Instagram: @NandoDeOca

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

Convocan al I Concurso de cuento de horror “Al caer la Aurora” #UdeC

*Podrán participar estudiantes de bachillerato y licenciatura; cierra el 7 de enero de 2019. La Red de Asuntos Culturales de la A...