domingo, 19 de agosto de 2018

Una de las dificultades técnicas a que se enfrentaron los primeros constructores de este puente a principios del siglo XIX, fue sin duda la problemática localización en que se interceptan, por un lado, las aguas que vienen del norte del Río Colima y por otro, la calle que lo atraviesa en línea recta de oriente a poniente. Y es precisamente en este punto, donde el río cambia la dirección de su cauce hacia el oeste, sobre el sitio que forma una curva, es precisamente el lugar en que se construyeron los puentes. Situación que origina en el momento de una creciente, que el lodo, piedras, árboles, ramas, y todo lo que llevan en su arrastre las aguas, se juntara en el lugar en que se desplantaban los puentes, acumulándose y formando una especie de dique. Dichos puentes fueron sometidos a grandes esfuerzos de compresión al encontrarse parcialmente obstruidos sus claros, sumando a esto los efectos de turbulencia que pudieron haber afectado apoyos y provocar el volteo. El problema del eterno “puente quebrado” es, la suma de dos situaciones: la primera provocada por una curva siniestra y, la segunda, por la necesidad de continuar en línea recta la prolongación de la calle sobre el río. Lucio Uribe, da solución al problema, gira los apoyos paralelamente al cauce de las aguas, diseña los contrafuertes o apoyos en forma de “quillas” para presentar menor resistencia a las aguas y conducirlas por sus paredes, sin variar el trazo de la calle. August 19, 2018 at 08:30PM


Colima Antiguo https://ift.tt/2ORgW9T Una de las dificultades técnicas a que se enfrentaron los primeros constructores de este puente a principios del siglo XIX, fue sin duda la problemática localización en que se interceptan, por un lado, las aguas que vienen del norte del Río Colima y por otro, la calle que lo atraviesa en línea recta de oriente a poniente. Y es precisamente en este punto, donde el río cambia la dirección de su cauce hacia el oeste, sobre el sitio que forma una curva, es precisamente el lugar en que se construyeron los puentes. Situación que origina en el momento de una creciente, que el lodo, piedras, árboles, ramas, y todo lo que llevan en su arrastre las aguas, se juntara en el lugar en que se desplantaban los puentes, acumulándose y formando una especie de dique. Dichos puentes fueron sometidos a grandes esfuerzos de compresión al encontrarse parcialmente obstruidos sus claros, sumando a esto los efectos de turbulencia que pudieron haber afectado apoyos y provocar el volteo. El problema del eterno “puente quebrado” es, la suma de dos situaciones: la primera provocada por una curva siniestra y, la segunda, por la necesidad de continuar en línea recta la prolongación de la calle sobre el río. Lucio Uribe, da solución al problema, gira los apoyos paralelamente al cauce de las aguas, diseña los contrafuertes o apoyos en forma de “quillas” para presentar menor resistencia a las aguas y conducirlas por sus paredes, sin variar el trazo de la calle.

Fotos de Colima Antiguo