domingo, 27 de enero de 2019

Un Provinciano en la ciudad. “Los peores escenarios”. Por Fer Montes de Oca

Ese día desayunábamos en Corazón Contento. Estaba Isis, Beto, Carla, Fer y yo. De esas 5 personas sólo Beto sigue viviendo en Colima, y hoy nos acaba de decir que, si todo sale bien, se mudará a Guadalajara por cuestiones de trabajo. 

 

El tema sobre la mesa de aquél día de enero de 2015 era los peores escenarios. Todos planteamos dónde queríamos estar en los próximos años. Si mi memoria no falla, sólo Carla e Isis lograron su cometido y hoy en día están donde lo planearon: Europa. Al resto no nos fue nada mal. Fernando vive en Guadalajara y pronto se embarcará en un crucero; Beto está a un paso de tener su trabajo ideal y, bueno, mi historia ya la he contado.

 

Si a todos nos fue más o menos bien, ¿cuáles son entonces los peores escenarios?

 

Bien. El objetivo de esa charla era plantear el ideal y el peor escenario. Algo así cómo: “quiero comer pizza esta noche y ver una serie o... en el peor escenario, hacerme un sándwich y acostarme temprano”. Parece sencillo y es muy sano tener un plan B por si el A se sale de nuestras manos. Eso sí, valdría tener bien presente el plan original para retomarlo a la primera oportunidad.

 


¿Cuál es tu camino para llegar al mejor escenario? Foto: @NandodeOca.

 

¿Cómo plantear el peor escenario?

 

Primero, saber que no es algo malo. Digamos que si el mejor escenario es el 100 %, el peor sería un 75.6 %, ¿aceptable, cierto? 

 

Segundo. Debemos hacer que el peor escenario se parezca lo mayor posible al mejor. Volviendo al ejemplo de la cena de esta noche, sabemos que queremos cenar, lo ideal sería pizza, pero si es un sándwich tampoco es malo. Estamos cubriendo nuestra principal necesidad: el hambre. 

 

Tercero. El peor escenario eventualmente nos llevará al mejor. Si tú quieres trabajar dando clases en la Universidad de Colima, el plan para llegar a él será involucrarte en cuestiones educativas: talleres, maestrías, dar clases en una Institución de menor renombre pero que te dará experiencia. No sería bueno que para llegar a la UdeC decidas trabajar en un Centro Comercial, ¿me doy a entender? 

 

Cuarto. Los escenarios, tanto los buenos como los malos, deben compartirse. Es necesario que alguien más esté enterado de nuestros objetivos para que, cuando vayamos descarrilándonos, nos digan: “oye, idiota, ¿no querías ser maestro en la Universidad? qué diablos haces en un negocio multinivel”. O algo así.

 

¿Cómo pasar del peor escenario al mejor? 

 

¡Con tiempo! Dale tiempo. Roma no se hizo en un día (y hoy tiene 10 nominaciones al Óscar). Pero, eso sí, siempre mantente en la línea de los escenarios posibles. O sea, ¡no te quedes con hambre! Si te imaginaste comiendo pizza y no lo lograste, no te preocupes, devórate algo que te llene.

 

Eventualmente la pizza llegará.

 

Algunas recomendaciones para evolucionar del peor al mejor escenario, en la Ciudad de México (la mayoría tienen que ver con mi área, el de la Comunicación):

 

Involúcrate: la CDMX está llena de eventos en los que puedes ser voluntario y te servirá para relacionarte con personas de tu área. 
Asiste: si no quieres ser voluntario (a) de esos eventos, por lo menos asiste a ellos. Encontrarás a otras personas que tienen proyectos o ideas en los que podrías caber.
Aprovecha: me han dicho muchas veces que cuando un provinciano llega a la Ciudad quiere aprovechar todo. Desde cursos, hasta eventos de todo tipo. Hazlo. Los que viven aquí están tan acostumbrados a todo esto que terminan por no aprovechar todas las oportunidades (pero aún así LKM).
Comparte: tus redes sociales pueden servirte para generar contactos o ser cachado por personas que pueden interesarse por lo que haces. Paréntesis: yo seguía en tuiter a Mariana Orozco, una chef que tiene un podcast sobre gastronomía. Nos tuiteábamos mucho y un día nos invitó a cenar a su casa junto a otros de sus amigos. Fue una noche MUY divertida y deliciosa a la vez. 
Crea: acércate a personas con tus mismos intereses y hagan lo que están pensando. Ejemplo: quizá hay miles de blogs que den reseñas de películas, ¿qué tendrá el tuyo para ser diferente? Tres cabezas piensan mejor que una. Haz equipo.

 

Como verás, ninguna de estas opciones tiene que ver con encontrar un trabajo en la Ciudad de México, que podría ser nuestro objetivo, pero sin duda son acciones dignas de un peor escenario.

 

¡Gracias por leer!

 

*Postdata: cambié de escribir en plural a escribir en singular. Me sentí más cómodo y creo que seguiré haciéndolo. Espero no te moleste.

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

Exponen estudiantes de Contabilidad y Administración proyectos finales

Objetivo: Obtener su grado de licenciatura, en Manzanillo. En días pasados, se desarrolló el Foro de Investigación de la Facultad d...