lunes, 25 de mayo de 2020

Beneficia programa de cultura de paz a cientos de estudiantes y a sociedad colimense: Alicia López #UdeC



*De acuerdo con la directora general del CEDEFU, este programa ha beneficiado, en tres años, a 5 mil 459 niños y niñas, 133 padres de familia, 98 adultos mayores, 87 trabajadores de la UdeC y a más de 3 mil estudiantes.

El Programa de Cultura Universitaria por la Paz de la Universidad de Colima ha realizado en los últimos tres años 637 acciones que beneficiaron a 5 mil 459 niños y niñas de primaria de comunidades vulnerables, rurales y suburbanas de Colima, dijo en entrevista Alicia López de Hernández, directora general del Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria (CEDEFU) de esta Casa de Estudios.

Este programa, que coordina el CEDEFU, tiene como uno de sus objetivos, explicó López de Hernández, “contribuir al desarrollo integral de las familias colimenses con la finalidad de mejorar su calidad de vida desde la escuela primaria, y propiciar espacios de participación a estudiantes de nivel superior para que apliquen, a través de los programas de este centro, sus conocimientos en escenarios reales.

El Programa Cultura Universitaria por la Paz, agregó, también ha beneficiado a 133 padres de familia y 98 adultos mayores, además de 87 trabajadores universitarios, entre docentes y administrativos.

Alicia López destacó la participación de más de 3 mil estudiantes de los niveles medio superior y superior, de los cuales 767 son los beneficiarios directos de estas acciones y 2 mil 281 que, previo a desarrollar sus estrategias, “son beneficiarios al recibir la capacitación e inducción adecuada para reflexionar sobre la construcción de una cultura de paz, de la que se derivan diversas propuestas de acción”. 

De 2017 a la fecha, agregó, se ha trabajado en cuatro de las cinco delegaciones universitarias, que comprenden ocho de los diez municipios del estado; así, “hemos tenido presencia en 20 escuelas primarias púbicas de los municipios de Manzanillo, Tecomán, Colima y Villa de Álvarez, en 17 planteles de los niveles medio superior y superior de la UdeC, dos asilos de ancianos y un comedor comunitario en la comunidad de Suchitlán”.

El rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, comentó la directora del CEDEFU, “ha impulsado fuertemente el trabajo de construcción de una cultura de paz; ejemplo claro es el vínculo que en el 2018 se generó entre la institución y el consulado de Colombia, para formar parte de la agenda de las cien actividades principales que integraron el programa conmemorativo del año dual y los 50 de construcción de paz en este país sudamericano”.

Mediante la estrategia Cátedra Colombia, abundó, “se creó un compromiso compartido para contribuir al desarrollo sostenible y armónico de nuestras sociedades, en un contexto de incertidumbre económica, social y política que atenta contra los derechos fundamentales de las personas en el mundo. Esta construcción de paz, lo ha dicho el rector, es una tarea nacional estratégica para el país y para nuestro estado, que se finca en la confianza, legitimidad, apropiación local y cohesión social”.

López de Hernández manifestó su satisfacción por el impacto que ha tenido este programa en el estudiantado. Por ejemplo, dijo, más del 92 por ciento de los embajadores universitarios de paz “reconocen que el programa les permite hacer algo por su sociedad o comunidad estudiantil, desde sus intereses y habilidades personales, enfocándose siempre en la construcción de una cultura de paz”.

Los jóvenes que participan, agregó, “han dejado de manifiesto que se encuentran satisfechos o muy satisfechos de los escenarios como medios para obtener aprendizajes personales o académicos, así como de su participación como oportunidad de experiencia laboral, de acuerdo a su perfil, y por la oportunidad de poner en práctica habilidades humanas como el liderazgo, el trabajo en equipo, manejo del estrés, autoestima y comunicación efectiva”.

Se manifiestan satisfechos también, continuó Alicia López, de su participación en la mejora de la calidad de vida de las familias colimenses, de la retroalimentación como aporte a su desarrollo personal, académico y organizacional, y de la posibilidad de seguir participando en este Programa.

La directora general del CEDEFU finalizó destacando que este programa es impulsado también por el Programa Institucional de Calidad de Vida y el eje rectoral de una Educación con Responsabilidad social, y que para el periodo 2020 -2021 se proyecta seguir fortaleciendo la campaña “Juntos por la paz”, a través de la promoción de acciones que promuevan los factores preventivos ante las adicciones y seguir contribuyendo al Programa Integral de Construcción de Paz desde las Universidades, que coordina la Asociación Nacional de Universidades e instituciones de Educación Superior (ANUIES).

De acuerdo con Alicia López de Hernández, quieren impulsar también los espacios de análisis para la construcción de una cultura de paz entre académicos y estudiantes, promover los proyectos donde el actor principal sea el joven universitario como agente promotor de paz, difundir las acciones que se realizan para que no sólo la comunidad universitaria se involucre, sino también para hacer visibles estos esfuerzos ante la sociedad y que se siga fomentando el respeto por la vida y la sana convivencia, “además de continuar la capacitación y fortalecimiento docente ante la tarea de educar agentes de cambio social con una visión de paz e identificar las variables para poder hacer tangibles los resultados que este programa obtiene en tema de indicadores de éxito”.

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

Inicia colecta anual de Cruz Roja al interior de la UdeC

*“La comunidad universitaria, como lo ha demostrado en innumerables ocasiones, es una comunidad de gran corazón y sensibilidad, por l...