miércoles, 22 de julio de 2020

Se reúne rector con directivos y funcionarios para afinar estrategias de regreso a nuevo semestre #UdeC



*“Vamos a tomar las decisiones necesarias, sobre todo para no arriesgar a la razón de ser de nuestra institución, como son sus alumnos, maestros y nuestros compañeros de trabajo”: JEHN.

A lo largo de todo el lunes, el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, sostuvo tres reuniones de trabajo con directores y directoras de planteles de educación media superior y superior, así como con funcionarios y funcionarias de todas las dependencias de la institución, para establecer la estrategia de reinicio de actividades para los trabajadores a partir del 27 de julio.

En este tema, el rector destacó que, “para el regreso gradual de trabajadores y en su momento de los alumnos, vamos a tomar las decisiones necesarias, sobre todo para no arriesgar a la razón de ser de nuestra institución, como son sus alumnos, maestros y nuestros compañeros de trabajo”.

En las reuniones, que fueron en la modalidad en línea, el doctor Carlos Eduardo Monroy Galindo, coordinador general de Docencia, explicó, de manera detallada, la ruta a seguir para el regreso presencial, tanto a las actividades laborales como a clases.

Luego de exponer la situación que se vive en el estado y el país por la pandemia de COVID-19 y de repasar los datos más actualizados, así como los modelos matemáticos que hablan de los días críticos por venir, Eduardo Monroy dijo que las clases presenciales sólo podrán reanudarse una vez que el semáforo esté en verde; mientras no esté en verde, las actividades laborales, aclaró, se estarán realizando de manera reducida y sólo con guardias, pues básicamente el trabajo continuará desarrollándose desde casa.

Adelantó que el semestre actual finalizará el próximo 18 de septiembre, que el nuevo ciclo escolar será del 28 septiembre al 12 de febrero de 2021 y el ciclo siguiente del 15 de febrero al 13 de julio de 2021. Estas fechas no cambiarán, dijo, lo único que se definiría más adelante es cuándo las actividades puedan ser de carácter presencial.

También quedaría pendiente por definir, agregó, debido a que en el estado se han incrementado los casos de COVID-19, la fecha de realización del periodo de Educación Presencial Intensivo para quienes no pudieron seguir el semestre en línea, tanto de bachillerato como de licenciatura. Se analizaría, además, si cambian la fecha del examen de admisión para posgrado, anunciada para el 17 de agosto. En cuanto a las fechas de los exámenes para bachillerato y licenciatura éstas seguirán igual, el 1 y 2 de septiembre para educación media y el 3 y 4 para educación superior.

Desde el 27 de julio, con el fin de estar atendiendo las dudas que puedan surgir en los aspirantes durante estos días, dijo Monroy Galindo, una parte de los trabajadores, sobre todo los administrativos, estará de regreso haciendo guardias en las oficinas. El resto de los trabajadores universitarios, que son la mayoría, seguirá trabajando en línea.

El plan de retorno presencial a los campus, explicó, no incluye el regreso de todos los trabajadores, sino sólo de aquellos con mejor estado de salud y que estarían en los planteles haciendo guardias con las más estrictas medidas de seguridad; lo importante, comentó, es proteger la salud de trabajadores y estudiantes.

Además, los universitarios estarán trabajando, desde fines de este mes, con la idea de concluir la planeación académica del próximo semestre incluso considerando escenarios como el de la modalidad mixta; es decir, una combinación presencial con a distancia. Estos escenarios dependerán, como ya se dijo, del color del semáforo en el estado. El objetivo, dijo Monroy Galindo, es seguir trabajando los asuntos fundamentales de la Universidad y, sobre todo, dar continuidad a los procesos de admisión. 

Al día siguiente, martes por la mañana, el rector Hernández Nava y varios de sus funcionarios y funcionarias tuvieron una reunión con Joel Nino, presidente de la Federación de Estudiantes Colimenses y con Luis Enrique Zamorano Manríquez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC), en la que ambos líderes pudieron exponer sus dudas y compartir sus ideas.

En su intervención, Joel Nino dijo que le quedaba claro que el panorama se tendrá que ir adecuando en función del desarrollo de la pandemia y agradeció tener información de primera mano de cómo la Universidad irá adaptando su quehacer a esta enfermedad. En estos temas, comentó, “es importante estar en la misma sintonía para que también nosotros podamos colaborar”.

Destacó que, pese a la pandemia, “la dinámica de la Universidad no se detiene; hay fechas, hay vigencias y toda una serie de procesos que tendrían que irse resolviendo, y es importante ir reflexionando en estos temas para que salgan lo mejor posible en beneficio de la institución”.

Luis Enrique Zamorano resaltó la certeza que se les da a las y los trabajadores con este tipo de reuniones, en las que se detalla que las medidas que toma la institución “son precisamente para cuidar sus condiciones de salud y no ponerlos en riesgo; que no hay ninguna medida pensada para perjudicarlos. Al igual que Joel, nos sumamos también para apoyar estas actividades que, aunque sabemos que pueden ser modificadas, están pensadas para el bien del trabajador, de la institución y los estudiantes”.

De acuerdo con el rector Hernández Nava, las nuevas medidas se han planeado atendiendo las disposiciones adicionales dadas a conocer estos días por el Consejo Estatal de Protección Civil, así como las sugerencias del secretario de Educación federal, Esteban Moctezuma, quien dijo que sólo se regresaría a clases presenciales cuando el semáforo estuviera en verde, y también porque la Secretaría de Salud ha dado a conocer información actualizada sobre las entidades que tardarían más en salir de la epidemia. 

En las reuniones, las y los participantes, además de externar sus dudas y propuestas de trabajo, coincidieron en trabajar unidos buscando siempre el beneficio de la institución y de los alumnos y alumnas. 

En este sentido, el rector Eduardo Hernández agradeció “el trabajo responsable que todos y todas han hecho desde que se decretó la pandemia; nos ha tocado vivir esto y creo que lo hemos venido haciendo de manera responsable, en unidad, como lo sabemos hacer los universitarios. Como se han podido dar cuenta hay muchísimo por hacer, por lo que debemos tener mucha voluntad, creatividad, paciencia y comunicación entre nosotros”.

Agregó que esta situación “es una prueba más para que los universitarios nos demos cuenta de qué estamos hechos” y aclaró que, si la situación se modifica, de inmediato va a convocar a nuevas reuniones para adaptar la institución a los nuevos escenarios. Dijo también que se sentía “orgulloso porque en este tiempo han surgido, de todas las coordinaciones y dependencias, ideas e innovaciones para enfrentar la pandemia y creo que la presencia de la Universidad en todo este tiempo ha sido muy importante”.

El rector destacó también la necesidad de seguir en la misma sintonía, no sólo con la FEC y el SUTUC, sino con las autoridades y las y los trabajadores de la Universidad; “las condiciones que enfrentamos son muy cambiantes y debe existir mucha comunicación entre nosotros. Sobre todo, debemos hacer estas modificaciones de manera responsable y siendo sensibles y flexibles con los alumnos, trabajadores y manteniéndonos unidos”.

Por último, pidió “que no se nos olvide tener siempre presente que trabajamos en la máxima casa de estudios de los colimenses, de la cual nos debemos de sentir también muy orgullosos; son momentos en que debemos estar unidos y fortalecidos como institución”.

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

Coordina UdeC libro sobre uso exitoso de nuevas tecnología en la educación #UdeC

  *Participan académicos de la UdeC, del ISENCO, del Centro Colimense de Investigaciones Educativas, del IPN y de las universidades de la Ca...