lunes, 12 de octubre de 2020

México, país con resistencia para hablar sobre salud mental: Mónica López #UdeC


 

*“En la UdeC ya está dejando de ser tema tabú”, afirmó la psicóloga al hablar sobre el estrés y el nuevo Programa Universitario de Salud Mental.


Mónica López Barbosa, académica de la Universidad de Colima, afirmó que la salud mental es una de las preocupaciones constantes de la casa de estudios, sobre todo durante el presente regreso a clases. En este sentido, pidió a los jóvenes acercarse a tutores, profesores y orientadores educativos para que los apoyen en caso de sentirse estresados.


En entrevista, habló también sobre las características del estrés y dio consejos para sobrellevar la modalidad de educación a distancia. Estas actividades de apoyo a la salud mental de estudiantes y también de trabajadores, resaltó, se enmarcan en el nuevo Programa Universitario de Salud Mental.


Recordó que el estrés constituye una respuesta normal del organismo; “es un estímulo que, a valoración del individuo, representa un reto; el organismo se prepara para resolverlo y esto implica una acumulación de energía, que puede venir acompañada de lo positivo o negativo, dependiendo de cómo valore la calidad de dicho estímulo”.


Por ejemplo, continuó, “si se encuentra frente a la chica o chico que le gusta, las emociones se presentarán a tope mediante estímulos positivos. Sin embargo, ante un semestre en línea, durante el cual quizá no cuente con un equipo de cómputo, el estímulo rebasa sus capacidades y la respuesta se acompaña de aspectos negativos”.


Explicó que el estrés es una reacción normal, pero que existe un punto donde puede representar un conflicto y afectar la salud; “imaginemos el dibujo de un círculo, si éste se convierte en remolino infinito, hay problemas. Es decir, le damos vuelta al problema, no a la página. Por lo tanto, hay una alerta en el hecho de alimentar esta carga negativa, lo cual genera un desgaste en el organismo”.


El hecho de ser nuevo en la universidad o de iniciar un semestre en la modalidad virtual, continuó, “tiene retos estresantes, de los cuales uno debe estar consciente. A veces uno piensa que es la única persona que pasa por dicho trance, pero no es así. Los jóvenes han de saber que es un reto nuevo y que deben pedir ayuda. Aprender de los retos significa aplicar sus habilidades para resolverlos; tal vez darle un par de vueltas al círculo, pero después hacer que se convierta en línea, quizá no recta: ondulada, nudosa, pero avanzando”.


López Barbosa recomendó ponerse metas claras por día, semana o parciales y los pasos para llegar a éstas; “si el joven no se acerca al logro de dichas metas, es posible que le dé vueltas al asunto y lo postergue. Es momento de parar y reflexionar”. Aconsejó colgar una agenda diaria en la pared, usar alarmas de reloj, realizar actividades que le solicitan, y darse tiempo para el esparcimiento, alimentarse bien y cuidar las horas de sueño, ya que no hacerlo les afectaría a largo plazo.


A los papás les pidió estar al pendiente de sus hijos, “pues el apoyo de la familia es necesario, junto con el diálogo. Es importante no asumir que si el adolescente sigue dormido es por flojo; hay que explorar el porqué y, si expresa algún síntoma preocupante, se pueden comunicar con la comunidad universitaria, pues la idea es hacer alianza entre todos”.


De acuerdo con la experta, “se conoce que entre los 18 y 25 años de edad, cerca del 15 por ciento de esta población tiene su primer episodio asociado con algún trastorno mental, como brote psicótico, suicidio, adicción, depresión y ansiedad”, y agregó que es necesario no estigmatizar la salud mental, pues es el primer obstáculo para que las personas pidan ayuda.


“México es el primer país con resistencia para hablar sobre este problema, por lo cual me gustaría que supieran que en la UdeC nos hemos organizado de tal forma que si tienen la necesidad de hablar con su orientador educativo o directivos, estamos dispuestos a atenderlos y apoyarlos. Si bien estamos a distancia, también estamos a la distancia de un mensaje, una llamada o un correo electrónico. Hablamos de lo importante que es atender la salud mental, y en la UdeC ya está dejando de ser tema tabú”, destacó.


Por último, pidió a los estudiantes no tomar decisiones radicales, como claudicar en sus estudios; “sabemos que es difícil este momento, pero es importante no abandonar la escuela. Esta contingencia no es eterna. Subámonos a la lancha y comencemos a remar a donde queramos ir”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario