martes, 1 de diciembre de 2020

Fundamental, Facultad de Medicina, para enfrentar en el estado pandemia por COVID-19 #UdeC


 

*El Dr. Enrique Barrios, su director, rinde cuentas del trabajo anual ante el consejo técnico de ese plantel.


“A pesar de la contingencia sanitaria, el programa de Médico Cirujano y Partero tuvo una tasa de retención de primero a tercer semestre del 93%, y una aprobación en nivel licenciatura del casi 93%, que es el mismo porcentaje de aprobación de la licenciatura en Nutrición”, destacó en su informe de labores el director de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colima, José Enrique Barrios Navarro.


Este año, agregó, en Campos Clínicos se tuvo un impacto positivo en el desarrollo de los programas prioritarios del sector salud a la población del estado y localidades vecinas, ya que los alumnos de la Facultad de Medicina desarrollaron su ciclo clínico de internado Médico de Pregrado en hospitales generales de segundo nivel de atención.


Los estudiantes, destacó, “son parte fundamental en la vida diaria de los hospitales o las sedes receptoras, ya que son el motor de mejora constante en los procesos de calidad. Además, la coordinación con las instituciones de Salud a través de las coordinaciones de educación y jefaturas de enseñanza, permitió asegurar las condiciones de desarrollo del programa operativo y académico de internado médico de pregrado de los estudiantes, como reestructuración de la permanencia en las unidades hospitalarias y adaptación del programa operativo”.


Ante la llegada de la pandemia, dijo Barrios Navarro, se trabajó en la capacitación en temas de COVID-19, en la dotación de equipo de protección personal, la restricción de rotaciones por zonas consideradas de riesgo, el retiro temporal de alumnos con factores de riesgo y la notificación y confinamiento inmediato de los casos sospechosos o positivos para COVID-19, de acuerdo a la normatividad.


Resaltó que desde el inicio de la pandemia, las instituciones de salud donde los alumnos de la facultad de medicina realizaban su servicio social constitucional, iniciaron los procesos de reconversión y filtros de módulos respiratorios para la detección oportuna de pacientes sospechosos de COVID-19.


Debido a la situación que se vive, manifestó que se tuvo que realizar una compra extraordinaria de material (mascarillas KN95, guantes, lentes de protección y alcohol-gel) para los médicos pasantes en las tres jurisdicciones del estado (Colima, Tecomán y Manzanillo) que se encontraban en las unidades de salud del IMSS y la Secretaría de Salud.


Además, se mantuvo comunicación continua con los médicos pasantes a través de los jefes de enseñanza de cada unidad y de medios digitales para atender las problemáticas que presentan durante el desarrollo de su servicio social y se dio seguimiento en aquellos médicos pasantes que pudieron haber tendido sospecha o ser diagnosticados con COVID-19.


Informó que un gran porcentaje de proyectos de investigación de los alumnos de posgrado están suspendidos temporalmente debido a que muchos hospitales donde éstos se desarrollan fueron destinados únicamente a la atención de pacientes COVID-19, así como por la reducción significativa de las actividades de los laboratorios de investigación de la Universidad de Colima debida a la contingencia sanitaria.


Enrique Barrios mencionó que la formación de médicos especialistas durante esta pandemia se continúa desarrollando a través del aprendizaje clínico, competencias clínicas, medicina basada en evidencias, aprendizaje colaborativo y el rol como docente.


Agregó, que para disminuir el riesgo de contagio del COVID-19, se dotó de equipo de protección radiológica (cuatro mandiles de plomo) a médicos residentes de ortopedia y traumatología del Hospital Regional Universitario.


La Universidad de Colima, dijo, participa a través de la Facultad de Medicina en el Comando Operativo Estatal COVID-19, en el Comité Estatal de Bioética, en el Comité Estatal de Calidad en Salud (SSA) y en la Comisión Estatal de Conciliación y Arbitraje Médico. Además, la Facultad participó en la elaboración del Protocolo de Seguridad Sanitaria de la Universidad de Colima ante COVID-19, y en el programa Universitario de Salud Mental.


En resultados educativos, dijo que los dos programas educativos de licenciatura están acreditados por organismos reconocidos por el COPAES, y con estándar 1 del IDAP (Indicador de Desempeño Académico por Programas de Licenciatura) del CENEVAL. El cien por ciento de la matrícula atendida en programas educativos de licenciatura cuenta con calidad reconocida y cuatro programas educativos de posgrado están reconocidos por el padrón del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC). Además, 313 alumnos de posgrado estudian en programas educativos con calidad reconocida.


En cuanto a la planta laboral, indicó que cuenta con 23 Profesores de Tiempo Completo y 203 profesores por horas, siendo un total de  226 docentes. En cuanto a la matrícula escolar septiembre 2020 – febrero 2021, en la licenciatura de Médico, Cirujano y Partero hay 650 alumnos; en la licenciatura en Nutrición, 133; alumnos de especialidades, 218; de Maestría en Ciencias Médicas, 34; en la maestría en Ciencias Fisiológicas, 13; en el  Doctorado en Ciencias Médicas, 24 y en el Doctorado en Ciencias Fisiológicas, 19.


Priscilia Álvarez Gutiérrez, delegada del campus Colima, comentó que esta facultad “es protagonista en la situación que vivimos. No sólo mantuvieron un ritmo constante sino que mejoraron en muchos aspectos, y eso sólo puede suceder gracias al liderazgo del Dr. Barrios y al trabajo individual y profesional que realizan todas y todos al interior del plantel. Es también un plantel emblemático para la institución, con un calidad probada en todos los aspectos. Felicitaciones y un reconocimiento para todas y todos”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario