PON EL MOUSE EN LA IMAGEN PARA DETENERLA Y ACCEDER

UdeC Hola Soy Balto Prevención de mosquitos

martes, 6 de septiembre de 2022

Estudio confirma que navegantes viajaron entre Ecuador y Colima mucho antes de la conquista

Aunque los primeros indicios datan de los años 30, un reciente estudio arqueológico confirmó la sospecha: la cultura prehispánica Jama-Coaque, desarrollada en la costa de Ecuador, mantuvo contactos marítimos directos con Colima, en el norte del Pacífico de México, mucho antes de la Conquista española.

Atributos coincidentes en piezas de cerámica y en aplicaciones odontológicas en cráneos hallados en yacimientos arqueológicos en México y Ecuador configuran un estudio que ya no deja dudas sobre esa integración marítima producida entre los años 300 y 800 d.C., es decir, de 700 a 1.200 años antes de la conquista.

Imagen agencia EFE
El estudio publicado por el Museo de Dumbarton Oaks, de Washington, corresponde a una investigación del arqueólogo estadounidense James Zeidler, quien ha efectuado excavaciones en varias partes de la cuenca del río Jama (Ecuador), y de su colega mexicano José Beltrán Medina, con hallazgos en la bahía de Manzanillo (México).


INTEGRADOS POR EL CHOCOLATE Y EL SPONDYLUS
Esta investigación explica incluso por qué en México los españoles se maravillaron con el “xocolatl” (chocolate en náhuatl), conocida como “la bebida de los dioses”, domesticada hace cinco mil años en la región amazónica ecuatoriana y ampliamente difundida en el orbe azteca.
También por los primeros relatos de Indias, cuando los conquistadores describían enormes barcos de balsa y de vela que surcaban las rutas del Pacífico con gran cantidad de mercancías y gente.


Asimismo, el reconocimiento del valor y estatus que suponía en ambas culturas la posesión de conchas spondylus y strombus, así como el uso del barbiquejo, una prenda que sujeta la cabeza y la mandíbula de los navegantes y buceadores, representada en pequeñas figuras de arcilla halladas en yacimientos arqueológicos.


El asiento-platón, un taburete de cerámica decorado y macizo, y la compotera con base pedestal son otros de los hallazgos de una forma de moldear el barro que parece haber ido de Jama a Manzanillo.
 

HOJA DE COCA EN EL NORTE MEXICANO
No obstante, uno de los utensilios más comunes encontrados en Colima fue el coquero, una pequeña vasija para alojar cal, que al mezclarse con las hojas de coca extrae de mejor manera el alcaloide de la planta, tradicional y sagrada de las culturas andinas.


Este tipo de coquero fue ampliamente encontrado en la playa del Tesoro, en Manzanillo, lo que sugiere que el consumo de coca, una planta que no es nativa de México, pero que también fue muy extendida en ese territorio.
Posiblemente la hoja de coca fue introducida en México por balseros de Jama o de su vecina localidad de Salango, donde también se ha encontrado este tipo de cerámica, apuntó Zeidler en una entrevista con Efe.


Lo curioso, dijo el investigador, es que el hallazgo se localizó en el entorno de “enterramientos humanos “, lo que sugiere elementos culturales comunes entre las dos regiones.

Fuente: Agencia EFE.-

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario