PON EL MOUSE EN LA IMAGEN PARA DETENERLA Y ACCEDER

UdeC Hola Soy Balto Prevención de mosquitos

domingo, 1 de octubre de 2023

Busca investigadora cómo mejorar nuestra relación con el medio ambiente

 *“300 mil toneladas de residuos flotan en el océano. La vida marina está altamente contaminada; por eso, el objetivo de mi investigación es cómo mejorar nuestra relación con el mundo que nos rodea”: Rosalba Thomas, investigadora universitaria.

 Como parte de las actividades que la Coordinación General de Investigación realiza para celebrar los 40 años de investigación científica en la Universidad de Colima, esta semana se realizó una charla sobre prácticas y retos ambientales, a cargo de la especialista Rosalba Thomas Muñoz.

 La profesora de Centro Universitario de Gestión Ambiental (CEUGEA), explicó a las y los asistentes al restaurante Llueve café, que cada año se recolectan 11 mil 200 millones de toneladas de residuos sólidos, y que la desintegración de éstos contribuye al cinco por ciento de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

 En su charla “Brújula de conductas ambientales”, destacó que ocho toneladas de residuos plásticos se desechan en el mar y contaminan de igual modo los ríos, afectando de forma crítica la vida marina, que tarda muchos años en recuperarse: “300 mil toneladas de residuos flotan en el océano. La vida marina está altamente contaminada; por eso, el objetivo de mi investigación es cómo mejorar nuestra relación con el mundo que nos rodea”.

También, dijo, busca “motivar la reflexión y el debate entre estudiantes de diferentes disciplinas de nivel superior, con relación a motivaciones y expectativas, frente a retos personales y grupales para desarrollar hábitos saludables que inspiren la elaboración de un decálogo ambiental para la comunidad universitaria”.

 Entre los objetivos de su investigación, dijo Rosalba Thomas, se encuentran el identificar niveles o ámbitos de intervención pedagógica, generar momentos de reflexión para realizar prácticas ambientales, analizar la experimentación de los retos ambientales en estudiantes, así como generar una brújula de retos para la comunidad universitaria.

 Entre las prácticas que se pueden apuntar, señaló que a nivel individual se encuentra el tomar una ducha de no más de cinco minutos para ahorrar agua, 30 minutos de activación y comer sin chatarra. A nivel familiar, indicó que se puede compartir ropa en desuso, realizar trueque de tiempo, así como separar y reducir los residuos.

 En lo comunitario, dijo para finalizar, “se puede aplicar el trabajo voluntario, servicio social comunitario y una ciudadanía responsable; a nivel sociopolítico, se pueden crear acciones políticas ciudadanas, entrevistas con representantes políticos y hasta realizar eventos ambientales”.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario