PON EL MOUSE EN LA IMAGEN PARA DETENERLA Y ACCEDER

UdeC Hola Soy Balto Prevención de mosquitos

lunes, 29 de abril de 2024

Nutriólogo brinda recomendaciones para hidratarse en tiempos de calor

 Para quienes no les guste el agua simple, el investigador compartió que se pueden tomar aguas frescas y tés, como manera de prevenir la deshidratación.


¿Influyen altas temperaturas en el ánimo de las personas? Sí, de hecho, estudios demuestran que cuando la temperatura es elevada, el comportamiento se modifica, la gente se vuelve más irritable, la paciencia disminuye e incluso se generan más conflictos y, aunque el comportamiento del ambiente no se puede controlar, lo que sí se puede hacer para prevenir esto es mantener una dieta e hidratación adecuadas.

Desde la nutrición, comentó el profesor-investigador Alberto Bricio Barrios, se puede trabajar en la hidratación y la alimentación. Lo primero, continuó, “es identificar si se está bien hidratado o no; cuando necesitamos tomar agua es porque tenemos sed y ésta indica un grado de deshidratación. Otros signos son si me siento más irritable, que mi boca se esté secando o el color de la orina”.

En cuanto a lo último, destacó que ésta tiene que estar ligeramente amarillenta, no color intenso y tampoco transparente: “Si está muy amarilla es porque el cuerpo está tratando de reciclar lo más que pueda de líquidos, y como el cuerpo trabaja mediante el agua, la poca que nos queda estaría comprometida; eso conlleva a que se tengan más riesgo de infecciones de las vías urinarias”, contó.

“Hay otros indicadores más graves de deshidratación; por ejemplo, si te jalas la piel, normalmente regresa rápido a su sitio, pero si ésta regresa lento estamos ante una deshidratación severa. Sea como sea, esto no tendría que pasar, por lo que tendríamos que hidratarnos permanentemente. Aunque sea temporada de calor o fría, siempre tenemos que estar pendientes de esto”, agregó.

Un plan de hidratación, dijo, sobre todo para enfrentar las altas temperaturas actuales en Colima y gran parte del país, consta de hidratación constante, de trago en trago, “no un vaso completo en un solo momento, por eso debemos tener una botella cerca de nosotros, es una buena estrategia. Si hacemos ejercicio es importante hidratarnos antes, durante y después del entrenamiento. Si sabemos que nos vamos a exponer constantemente al sol, o que vamos a sudar mucho, también tendremos que mantener la hidratación”.

Para quienes no les guste el agua simple, el investigador universitario compartió que pueden tomar aguas frescas, tés o bebidas saborizadas para prevenir la deshidratación, pero si la persona ya presenta un grado de deshidratación se pueden consumir sueros, ya que éstos tienen glucosa y electrolitos; “entonces, el agua que tenemos disponible en el cuerpo se absorbe mucho más rápido que el agua simple, por eso es una bebida rehidratante”.

En cuanto a los llamados sueros orales, comentó que hay dos opciones: comprarlos o hacerlos en casa. Si se decide por los primeros, se debe tener mucho cuidado con la cantidad de azúcar que contiene la bebida. Pero si hay quienes prefieran hacer su propio suero, Bricio Barrios, compartió una receta:

En un litro de agua pura, agregar: 3 cucharadas soperas de azúcar, 1 cucharadita de bicarbonato, 1 cucharadita de cloruro de potasio, ½ cucharadita de sal y el jugo de 2 limones. Este último se puede cambiar por 2 naranjas, aunque sólo 1 cucharada de azúcar, o el jugo de 1 toronja y sólo una cucharada de azúcar.

Recordemos, dijo el investigador, “que la hidratación no sólo proviene del agua sino también de los alimentos, por lo que es importante ingerir verduras y frutas frescas de temporada, ya que contienen una buena cantidad de agua”.

Lo que debe evitar consumirse, advirtió, son dietas con mucha sal; “resulta que la sal nos da más sed, pero ésta es osmótica, es decir ,que cuando uno consume un producto muy salado estamos tomando mucho más líquidos, pero no se distribuyen de una mejor manera en el cuerpo, sobre todo en aquellos que tienen retención de líquidos, hipertensión o diabetes”.

Tampoco es recomendable comida con mucha grasa o rápida, “pero si en nuestro trabajo es la única opción que tenemos, es recomendable llevarnos de la casa alguna fruta o verdura que complemente esta comida”. Quien tenga un trabajo de oficina, la alimentación e hidratación también debe ser constante, y aquellos que suden mucho o que por su trabajo y vestimenta pierdan más líquidos, es importante que ingieran más líquido y suero.

Para el nutriólogo, es recomendable el uso de los sueros en aquellas personas que por su actividad tengan una mayor pérdida de líquidos, “sobre todo, cuando el clima sea de 27 grados centígrados hacia arriba, cuando sean climas frescos no son del todo necesario”.

Finalmente, invitó a las personas a consultar fuentes confiables de instituciones oficiales y gubernamentales, “debemos tener mucho cuidado; a veces la información podría comprometer nuestra salud, y no hay que llegar a eso, Sobre todo hay que escuchar al cuerpo, porque es él quien va a dictar la hidratación y la alimentación necesarias”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario