martes, 8 de mayo de 2018

Capacita #UdeC a nuevos funcionarios y directivos en temas de la institución



Este lunes, los nuevos directivos y funcionarios de la Universidad de Colima asistieron a un segundo curso de capacitación, realizado en el Archivo Histórico de esta Casa de Estudios, en el que conocieron más sobre la internacionalización, el servicio social, los servicios universitarios, el programas de becas, procesos de controlaría en general, los protocolos de seguridad y de organización de eventos, con el fin de que desempeñen mejor su trabajo. 

A los universitarios allí reunidos, les dijo que este tipo de eventos “contribuyen a la consolidación del modelo Ucol y a que trabajemos en unidad y con lealtad a favor de la institución”. 

Inició Genoveva Amador Fierros, directora general de Relaciones Internacionales y Cooperación Académica, quien dijo que los procesos de internacionalización de las áreas fundamentales de la Universidad “están diseñados para impulsar a esta Casa de Estudios a alcanzar los estándares internacionales de calidad en todos sus procesos y productos”. 

En este sentido, hizo énfasis en trabajar en las estrategias establecidas para que “tanto nuestros estudiantes como nosotros mismos estemos preparados para entender, aportar y convivir con éxito en la sociedad del conocimiento y en ambientes culturales, a partir de las líneas del perfil internacional”. 

Después, la directora general de Servicio Social y Prácticas Profesionales, Alma Jessica Rodríguez Soriano, abordó la importancia de que directores y funcionarios “estén informados e involucrados en los procesos de esta dependencia para llevar un desarrollo óptimo de las prácticas y el servicio y que éste no se convierta en un factor que entorpezca la permanencia o proceso de titulación de un estudiante”. 

Aseguró que tanto el Servicio Social como las Prácticas Profesionales deben tener un carácter formativo y voluntario, y principalmente, de beneficio social. 

En su momento, Carlos Eduardo Monroy Galindo, coordinador de Docencia, habló sobre el rol público de los funcionarios. Dijo que “como universitarios nos corresponde asegurar, garantizar y proteger la institucionalidad; esto es, ponerse la camiseta en un sentido de pertenencia institucional; que cuando me corresponda tomar una decisión, la tome pensando en el futuro de la UdeC y que mis hechos, digan más que mis palabras”. 

Además, mencionó que el liderazgo es un elemento importante en el desempeño de las actividades de los funcionarios universitarios si se quiere tener éxito en la organización, ya que “debemos ser capaces de mostrar un equilibrio entre los procesos organizacionales y la preocupación por las personas”. 

En su momento, Ana Lilia Moreno Osegueda, directora general de Servicios Universitarios, habló sobre las actividades y servicios que ofrece esta oficina, que aglutina a las plazas de Servicios, cafeterías, expendios de alimentos y las librerías “Altexto”. 

Ella explicó que esta dependencia realiza la gestión de los uniformes de secretarias y de trabajadores de servicios generales, los convenios de colaboración con empresas y el trámite para que estudiantes visiten la FIL-Guadalajara, así como el stand institucional de productos universitarios. 

Al hablar sobre las becas que se otorgan en la Universidad, Fernanda Paulina Galindo Zamora, jefa del Programa de Becas, señaló que “desde que Hernández Nava dirige nuestra institución, se ha becado al 30.83 por ciento de la matrícula de alumnos universitarios, siendo ésta la gestión que ha entregado más becas en la historia de esta Casa de Estudios”. 

Galindo Zamora agregó que se cuenta con un total de 40 tipos de becas y con dos reconocimientos, entre apoyos federales, estatales, externos y propios y que la idea con estos apoyos es que los jóvenes inicien, continúen y concluyan con éxito sus estudios en la Universidad, sin abandonarlos por cuestiones económicas. 

Por su parte, Lourdes Cárdenas Rodríguez, contralora general de la UdeC, dijo que “la Contraloría Universitaria está para apoyarlos en sus tareas, a mejorar y detectar oportunamente fallas e irregularidades y que éstas no se conviertan en problema”. 

Destacó que cada campus cuenta con un representante de la Contraloría, por lo que pidió a los directivos que “se acerquen a ellos para aclarar cualquier duda”. 

Priscilia Juliana Álvarez Gutiérrez, delegada del Campus Colima, habló sobre los protocolos de seguridad de la UdeC, los cuales fueron creados por un comité encabezado por el Rector de esta Casa de Estudios y dados a conocer el pasado 15 de febrero. 

Por el momento, agregó, “se trabaja en la elaboración de un manual que contendrá los 16 protocolos, mismos que fueron elaborados según normativas federales y estatales, para saber cómo actuar en el momento de una contingencia”. 

Para cerrar el curso, el rector Eduardo Hernández tuvo una presentación y además dio un mensaje en el que les recordó a los funcionarios y directivos que como universitarios jamás deben olvidar que “los alumnos son la razón de ser de esta Casa de Estudios”. Les pidió, además, que “sean respetuosos con ellos y sus subordinados, así como con todo su equipo de trabajo y maestros”. 

Agregó que esta jornada de inducción “ocurre en un momento crucial para fortalecer el proyecto académico de educación con responsabilidad social. Tenemos un objetivo en común: contribuir a la consolidación del Modelo Ucol y trabajar en unidad”. 

Por lo anterior, dijo, “debemos trabajar intensamente para mantener a la comunidad universitaria y sus pilares fundamentales cohesionados y en unidad. Aquí no caben los proyectos personales, antes bien deben ser directores que salgan de su zona de confort para atender a los estudiantes, profesores y personal del plantel”. 

A los directivos, les demandó que, “como líderes de sus comunidades, tienen la responsabilidad de fortalecer la autonomía universitaria desde sus bases”. Por lo que les pidió que construyan verdaderos proyectos con beneficios perdurables para la comunidad. Además, les solicitó poner atención, manejarse con respeto, tolerancia y sutileza, ya que los 365 días del año son directores y funcionarios de la institución. 

Antes de terminar, les ofreció a los directivos “su respaldo permanente en cualquier momento que haya algo que atente contra la estabilidad y la unidad de la institución; estoy a sus órdenes”. 

Entre otros, acompañaron al rector Alicia López de Hernández, directora general del CEDEFU y presidenta del Voluntariado Universitario; Christian Torres Ortiz, secretario general y Crescencio Rico, titular de la Oficialía de Partes.

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

EL "INDIO" ALONSO Pirmera Parte Vicente Alonso, alias “El Indio Alonso", natural de Zacualpan, Comala que se hizo famoso durante la época del Villismo en nuestro Estado. Nació en el poblado de Zacualpan, municipio de Comala en el último decenio del siglo XIX, siendo de família muy pobre y… la generalidad de los nativos de ese lugar, en donde loscultivos de maiz se hacen en pequeña escala, dedicándose muchos nativos a la explotación de la cáscara de encino, sustancia tanina empleada en el curtimiento de pieles. Vicente siguiendo la costumbre se dedicaba a esa tarea en compañia de su hermano Melesio que era menor que él, y cuando se remontaban al cerro para efectuar su trabajo llevaban una pequeña carabina que les servia para cazar algún animal o para la legitima defensa. Habia por ese tiempo un policia de nombre Eugenio Rivera que “le tenia ganas" al arma de los Alonzo y en cierta ocasión cuando Vicente se encontraba atareado en su labor, echó Rivera que el arma estaba recargada en un encino al cuidado de Melesio y sin decir agua vá la tomó en presencia del muchacho al cual amenazó haciéndolo llorar. Cuando supo Vicente lo sucedido, juró matar a Rivera donde lo encontrara y se puso a espiar sus movimientos, teniendo conocimiento de que escoltaria la “raya" para pagarle a los de la Colima Lumber & Co.. convidó a un amigo para “hacer aquel remiendito" y se situaron en un lugar a donde por la fuerza tenia que pasar la conducta. Hicieron fuego dándole muerte a quien buscaban y un americano, que era el portador del dinero, creyendo que se trataba de un asalto para robarles, disparó su pistola en contra de los asesinos de Rivera, recibiendo contestación con una descarga que le mató el caballo echándose a huir. Alonso y su compañero se acercaron al cadáver quitándole las armas que portaba y cuando se acercaron al caballo del “gringo" (Charles S. Temple) y abrieron las cantinas, con sorpresa vieron que se encontraban repletas de billetes de banco; una mula aparejada que también encontraron estaba cargada con plata, todo lo cual acordaron enterrarlo al pie de un limón solamente de ellos conocido. Cuando en esta ciudad se supo lo acontecido a la “raya", se destacaron fuerzas policíacas en persecución de los autores y pronto fueron aprehendidos e internados en la cárcel general, la cual se encontraba en donde tuvo su negocio el señor Don Francisco Zaragoza. Alli los iban a visitar algunos amigos, entre ellos un señor de nombre Librado Haro, a quien el compañero del Indio indicó donde se encontraba el dinero y ni corto ni perezoso, comenzó a sacarlo depositándolo en una troje de maiz que tenía en Comala, de donde a su vez, le fue robado por su hermano Jesús que dio con la "tatema". Furioso se puso el indio cuando se dió cuenta de que su compañero lo robaba y para vengarse, en un dia de visita a la prisión en que se les permitia a los reos subir a la azotea del penal, estando platicando con su compañero en la orilla, le dio un empujón para tirarlo abajo, estrellándose contra las baldosas y muriendo instantáneamente. Asi se vengó el Indio de la mala jugada que le hizo aquel en quien confiaba... A la llegada de fue puesto en libertad, lo mismo que todos los presos, menos uno de apellido Cano que se rehusó a abandonar la prisión, se fue nuevamente al cerro formando un pequeño grupo de seis con otros tantos perseguidos por la justicia y en esa forma comenzó sus correrías, respaldándose en la bandera del villismo “pa’ tener bandera alguna”, según sus propias palabras, reconociendo como jefe a Pedro Zamora, el que lo mandó llamar a La Sidra para darle instrucciones sobre la forma de llevar la campaña en este Estado, pues acababa de sufrir una derrota por las fuerzas que manadaba el general Agustín Olachea (quien llegó a ser Secretario de la Defensa Nacional). Lino Araiza (a quien se debe esta narración), encontrándose en cierta ocasión en Zacualpan, por encontrarse también fuera de la acción de la justicia se entervistó por primera vez con el Indio, el cual sabiendo lo que le pasaba le dijo "muchacho, se que también a ti te persiguen, únete a nosotros para que en grupo podamos defendernos" y así fue, como aceptando aquella invitación, ingresó a la Revolución en el bando antes dicho... Ricardo B. Núñez Imagen: la ficha de ingreso a la Cárcel General del Estado de Vicente Alonso Teodoro, mejor conocido como “El indio Alonso”, natural de Zacualpan, Comala. El ingreso a prisión de este personaje se debió a que, con sus cómplices, asaltó al norteamericano Charles F. Temple a quien robó la raya de los trabajadores de la Colima Lumber Company que construían en el Cerro Grande la “vía herrada” por donde el ferrocarril bajaría la madera a la estación “El Balcón”, situada en las inmediaciones del Rancho de Villa. Como se aprecia en la parte superior de la fotografía se pueden leer los delitos de asalto y homicidio, ya que en el robo perdió la vida un rural de nombre Eugenio Rivera que era el custodio del norteamericano que sí logró salvar la vida. El asalto fue perpetrado en las inmediaciones de Zacualpan el 5 de junio de 1909. El indio Alonso se entregó voluntariamente a las autoridades el 29 de junio de ese año, aconsejado por Justo Salazar, propietario del rancho “Buenavista”, donde Alonso encontró trabajo y se refugió después de haber cometido el asalto. Arq Miguel Villalpando August 18, 2018 at 04:42PM

Colima Antiguo https://ift.tt/2Blk248 EL "INDIO" ALONSO Pirmera Parte Vicente Alonso, alias “El Indio Alonso", natural de Za...