domingo, 3 de septiembre de 2017

EL SORBETERO Tradición colimota a mitad del siglo XX, una humilde garrafa de madera que lleva el congelador, con dos compartimentos para la nieve de limón y la de leche, rodeado con trocitos de hielo saturado en sal, y en la mano una rustica vitrina para los dorados barquillos, constituyen los únicos enseres de su raquítico negocio. El atuendo de este personaje se compone de las prendas ordinarias de trabajo, huaraches de correa, calzón arribeño (sombrero zapatista), camisa o cotón y su respectivo ñagual para cargar la garrafa en la cabeza. El clásico sorbetero colimote, hombre agradable y sencillo, tenía fama en Colima por su añeja tradición y cordial fisonomía, dispuesto siempre a conservar la enseñanzas a sus antecesores, en la confesión de la exquisita golosina, con los auténticos ingredientes de frutas que la hacían apetecible y sabrosa cuando el sudor humedece los pañuelos, y destine las ropas modestas o catrinas. Frente a la fabricación mecánica de la nieve, nuestro modesto sorbetero seguirá su particular y exclusiva técnica, con los invariables procedimientos de un encantado regionalismo, consistente en hacer girar un depósito cilíndrico durante horas enteras, con el impulso de sus manos ágiles y fuertes. September 03, 2017 at 12:14PM


Colima Antiguo http://ift.tt/2x2JoRi EL SORBETERO Tradición colimota a mitad del siglo XX, una humilde garrafa de madera que lleva el congelador, con dos compartimentos para la nieve de limón y la de leche, rodeado con trocitos de hielo saturado en sal, y en la mano una rustica vitrina para los dorados barquillos, constituyen los únicos enseres de su raquítico negocio. El atuendo de este personaje se compone de las prendas ordinarias de trabajo, huaraches de correa, calzón arribeño (sombrero zapatista), camisa o cotón y su respectivo ñagual para cargar la garrafa en la cabeza. El clásico sorbetero colimote, hombre agradable y sencillo, tenía fama en Colima por su añeja tradición y cordial fisonomía, dispuesto siempre a conservar la enseñanzas a sus antecesores, en la confesión de la exquisita golosina, con los auténticos ingredientes de frutas que la hacían apetecible y sabrosa cuando el sudor humedece los pañuelos, y destine las ropas modestas o catrinas. Frente a la fabricación mecánica de la nieve, nuestro modesto sorbetero seguirá su particular y exclusiva técnica, con los invariables procedimientos de un encantado regionalismo, consistente en hacer girar un depósito cilíndrico durante horas enteras, con el impulso de sus manos ágiles y fuertes.

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

Acude a la Vía RecreActiva este domingo #ColimaBonita

El Ayuntamiento de Colima, en coordinación con el Consejo Ciudadano de la Vía RecreActiva, invitan a la ciudadanía a acudir este y todos los...