miércoles, 20 de marzo de 2019

Asiste directora del Conacyt al arranque de la semana de las Ciencias Biomédicas 2019


* El homenajear al Dr. Ramón Álvarez-Buylla es “un acto de justo reconocimiento por las aportaciones y el legado que dejó en la Universidad”: Rector

El rector José Eduardo Hernández Nava inauguró la semana de las Ciencias Biomédicas 2019 “Dr. Ramón Álvarez-Buylla de Aldana”, enmarcada en el 35 aniversario del Centro Universitario de Investigaciones Biomédicas (CUIB) de la Universidad de Colima, en una ceremonia donde estuvo presente María Elena Álvarez-Buylla Roces, directora general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Dicho evento tiene como fin que los estudiantes que están terminando sus carreras y el público en general, conozcan las líneas de investigación y actividades que se realizan en este centro de investigación, así como la oferta de los programas de maestría y doctorado en ciencias fisiológicas y ciencias médicas.

Durante su intervención, el rector felicitó a los organizadores por rendirle un homenaje al Dr. Ramón Álvarez-Buylla, a quien recordó como “un hombre de ciencia, esposo y padre amoroso, por lo que me parece no sólo un acierto, sino un acto de justo reconocimiento por las aportaciones y el legado que dejó en la Universidad”.

Don Ramón, dijo Hernández Nava, “fue uno de los maestros más respetados por la exigencia académica con la que conducía sus clases y la brillantez con que transmitía sus conocimientos sobre las nuevas formas de entender la manera en que el cuerpo humano reacciona”. Por estas razones, recordó, en 1999 la UdeC le otorgó la medalla “Lázaro Cárdenas del Río” y le impuso su nombre al edificio que ocupaba su laboratorio.

Añadió que este gran investigador de origen español era, además, “un reconocido conversador, sin distinciones; nada le parecía insignificante ni indigno de atención. Siempre fue un hombre orgulloso del conocimiento generado en esta tierra”.

Sus contribuciones, señaló el rector, la mayoría realizadas al lado de su esposa Elena Roces Dorronsoro, “constituyen una historia bella no por todos conocida”, por lo que sugirió que “valdría la pena publicarlas para que las jóvenes generaciones de fisiólogos sepan quién es tan ilustre personaje y puedan ubicar su contribución en un contexto más universal”. 

Por lo pronto, informó que la Universidad “lleva a cabo el proyecto de ampliación a segundo nivel y adecuación del laboratorio ‘Dr. Ramón Álvarez-Buylla de Aldana’, en un esfuerzo más por hacer perdurable su obra científica”.

En su turno, Alfredo Aranda Fernández, coordinador general de Investigación Científica, señaló que este evento es de relevancia por dos razones: “una de ellas es porque se celebran casi 35 años de la creación del CUIB, uno de los primeros centros de la UdeC que logró consolidarse y que en este momento es el centro de investigaciones que tiene más impactos y resultados en el ambiente científico”. 

La segunda razón, dijo, es el homenaje al Dr. Álvarez-Buylla, de quien “descubrí que a su llegada al CUIB, este centro logró una presencia a nivel nacional, por lo que su huella ha quedado aquí”. 

Por último, recomendó a los jóvenes a que conozcan el CUIB, sus laboratorios y las investigaciones que se realizan; “es el centro que tiene y participa en los mejores programas de posgrado de nuestra institución, lo que representa una gran oportunidad para ustedes”. 

La semblanza del homenajeado estuvo a cargo de Sergio Iván Montero, quien fuera el último alumno de este gran investigador. Entre otros datos, dijo que Ramón Álvarez-Buylla nació en 1919 en Oviedo, España, que fue uno de los exiliados por la guerra civil española, estudió la carrera de médico cirujano y partero y el doctorado en fisiología en la Academia de Ciencias de Rusia y que en 1947 llegó a México y se incorporó a la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional, donde ejerció la docencia y la investigación hasta 1960. Fue profesor y cofundador de Departamento de Fisiología del Cinvestav.

Sergio Iván habló de las investigaciones pioneras realizadas por Álvarez-Buylla, por las que su nombre es aún citado por científicos de otros países, y dijo que llegó a la UdeC en 1991 al lado de su inseparable compañera y colaboradora, doña Elena Roces, donde siguió dando clases, realizando investigaciones y formando a más estudiantes hasta el día de su muerte, el 14 de octubre de 1999.

Una vez concluida la conferencia, tanto el rector Eduardo Hernández como María Elena Álvarez-Buylla, directora general del Conacy, recorrieron el vestíbulo del auditorio principal de la Biblioteca de Ciencias “Miguel de la Madrid”, donde conocieron los planos y proyecciones de lo que será el nuevo laboratorio “Ramón Álvarez-Buylla”, así como los trabajos tipo cartel presentados por estudiantes de Medicina.

Entre otros funcionarios, acompañaron al rector Christian Torres Ortiz, secretario general; Eduardo Monroy, coordinador general de Docencia; Priscilia Álvarez, delegada del campus Colima; Clemente Vázquez, director del CUIB; Alicia López de Hernández, directora general del Cedefu y las y los líderes de los sectores universitarios.

Fotos de Colima Antiguo

Recomendamos

Disfrutan pequeños de mágica tarde navideña, en la #UdeC

*Los hijos de los trabajadores recibieron obsequios, jugaron, pasearon en tren, se retrataron con Santa Claus y vieron la obra “El esp...